Él, en el momento preciso, todo lo hizo hermoso. Eclesiastés 3:11.

¿ Que cosas emocionantes te sucedieron ayer? ¿Qué cosas maravillosas ya te sucedieron hoy? ¿Sabes cuántas aún te van a suceder? Todos los días, tú comes, bebes, juegas, duermes, te diviertes y aprendes un montón de cosas. Todo eso es el plan de Dios y va a servir para prepararte para el futuro. Cada día es un regalo de Dios. Acuérdate de eso y será más fácil enfrentar el día, porque tal vez tengas alguna situación desagradable o tengas que hacer algo que no te guste en algún momento.

Hablemos con Dios
Querido Papá del cielo, ayúdame a u sa r el tiempo de la mejor manera posible. Ayúdame a no desperdiciarlo. ¡Amén!

(222)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*