Domingo 19 de marzo 2017 | Devoción Matutina para Damas 2017 | Todos los días de tu vida


“Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová, tu Dios, te da” (Éxo. 20:12).

” ‘Honra a tu padre y a tu madre’, que es el primer mandamiento con promesa, para que te vaya bien y seas de larga vida sobre la tierra” (Efe. 6:2,3).

Nunca había entendido completamente lo que significaba el quinto Mandamiento, hasta que llegaron mis años dorados y estuve del lado receptor del Mandamiento. Ahora aprecio más que nunca que Dios pida a los hijos que honren a sus padres, incluso cuando somos ancianos, en lugar de dejarnos, por decirlo de alguna manera, a un lado acumulando polvo; especialmente los que somos propensos a desarrollar demencia senil o Alzheimer. Dios nunca tuvo la intención de que los padres estén solos y deprimidos en su vejez, sino que disfruten con sus hijos el mayor tiempo posible.
¿Qué significa honrar a nuestros padres? Significa cultivar un espíritu de gratitud, porque nuestros padres han hecho mucho más por nosotros de lo que imaginamos. Ellos han hecho sacrificios que solo entendemos parcialmente.
El quinto Mandamiento “está en vigencia para los niños y los jóvenes, para los adultos y los ancianos. No hay etapa en la vida en que los hijos se hallen excusados de honrar a sus padres. Esta solemne obligación rige para cada hijo e hija, y es una de las condiciones impuestas para que su vida se prolongue en la tierra que el Señor dará a los fieles. […] El quinto mandamiento no solo requiere que los hijos sean respetuosos, sumisos y obedientes a sus padres, sino también los amen y sean tiernos con ellos, que alivien sus cuidados, que protejan su reputación, y que los ayuden y consuelen en su vejez” (El hogar cristiano, cap. 50, p. 286).
Independientemente de la edad que tengan los padres, los hijos pueden hacer que sus últimos días de vida sean más plácidos mediante la bondad, el amor y la entrega. Este es el plan de Dios. El mismo Jesús mostró compasión y entrega hacia su madre, incluso mientras pendía de la cruz: “Cuando vio Jesús a su madre y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: ‘Mujer, he ahí tu hijo’. Después dijo al discípulo: ‘He ahí tu madre’. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa” (Juan 19:26, 27).
Honrar a nuestros padres es una obligación sagrada, y un privilegio durante todos los días de nuestras vidas.
Camilla E. Cassell

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017
VIVIR EN SU AMOR
Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken
Lecturas Devocionales para Mujeres 2017
http://devocionmatutina.com

========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(147)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*