HBOOK007-pequeños800El pago que da el pecado es la muerte, pero el don de Dios es vida eterna en unión con Cristo Jesús, nuestro Señor. Romanos 6:23.

Solamente un dulcecito antes del almuerzo, apenas una miradita al programa de televisión que te prohibieron ver tus padres, solamente una mentirita, apenas una desobediencia, únicamente un pecadito bien pequeño.

Y hasta puedes creer que tienes una buena razón para hacer eso, pero pecar está mal.

Cada vez que tú haces algo malo, tienes que responsabilizarte por eso. Hay un precio. El pecado no puede quedar sin sanción. Dios no sería realmente justo si dejara pasar los pecados. Es por eso que él siempre consideró los pecados algo muy serio y envió a su Hijo Jesús a fin de pagar por los pecados de todo el mundo.

Saber que Jesús hizo un gran sacrificio en nuestro lugar es suficiente para mantenernos lejos de cualquier desobediencia o pecado. Si tú te sientes tentado a pecar, acuérdate del precio que Jesús pagó.

 

Hablemos con Dios

Mi querido Dios, aléjame del pecado hoy y siempre. ¡Amén!.

 

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

(248)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*