Domingo 20 de abril – Devoción Matutina para Mujeres 2014 – Gracias a la educación cristiana

“Porque nada hay imposible para Dios”. Lucas 1:37.

Mis hermanos y yo somos el resultado del sueño de nuestro padre. El confió en Dios en primer lugar y luchó hasta conseguir que todos sus hijos estudiaran en una institución cristiana. Fue así como llegamos al Colegio Unión, hoy Universidad Peruana Unión, en Ñaña. La educación cristiana modela el carácter de los jóvenes y los ayuda a desarrollar virtudes y valores fundamentales para la vida.
Fue esta educación, diseñada por el Cielo, la que hizo de nosotros no solo profesionales y miembros activos de la Iglesia Adventista, sino obreros en la causa del Señor. Formamos hogares felices y seguimos la misma línea educativa con nuestros hijos, tratando de mantener firmes los principios religiosos que alentaron el hogar de mis padres.
Tres de mis hermanas formaron familias afectadas al ministerio. En el caso de mi esposo, su actividad se orienta a la administración. Todos servimos al Señor. Mi padre tiene más de noventa años. Dios aún lo mantiene con vida, a pesar de sus dificultades de salud. Si miro hacia atrás puedo recordar sus luchas, angustias y trabajo, pero no recuerdo que alguna vez haya bajado los brazos. Nos educó con amor, fe y oración, y a pesar de las dificultades su meta, respecto de nuestra educación, se concretó.
Hoy puedo decir con gozo: “¡Gracias, Señor, por habernos dado un padre con un corazón grande, amoroso y dependiente de tu amor”! Él nos enseñó que la vida espiritual es siempre lo primero, todo lo demás viene dado como consecuencia.
Querida amiga, mi anhelo hoy es compartir contigo la necesidad de valorar la educación cristiana. Luchar por la vida espiritual de nuestros hijos y educarlos en instituciones adventistas dará resultados que los llenarán de felicidad. Elena de White afirma que “La verdadera educación es una ciencia grandiosa, porque se funda en el temor del Señor, que es el principio de la sabiduría. Cristo es el más grande maestro” (La educación cristiana, p. 41).
No dudes ni tengas miedo. Dios provee los medios suficientes, si anhelas de corazón que tus hijos se eduquen en una institución cristiana. Esta educación, con bases de eternidad, los rescatará para esta vida y para la eternidad.

Hilda Sánchez de Durand, Perú

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014
DE MUJER A MUJER
Recopilado por: Pilar Calle de Henger
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
Estudie Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
__________________________________________________

(436)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*