Domingo 20 de julio – Devoción Matutina para Mujeres 2014 – Proceso de restauración – Parte 2

“Con rubíes construiré tus almenas, con joyas brillantes tus puertas, y con piedras preciosas todos tus muros”. Isaías 54:12, NVI.

Amaneció! ¡Sí! Después de la densa oscuridad que cubría el cielo, amaneció. El sol besa mi piel y mi alma se estremece al recordar cómo me abrazabas en la noche fría y oscura. Cuando todo parecería indicar que las tinieblas se extenderían, un rayo rompió esa densa oscuridad. No quiero hablarte nuevamente de la oscuridad. Me gustaría contarte lo que siento hoy, aunque ponerlo en palabras se torna un poco difícil. Siento una tranquilidad como la que se experimenta al despertar temprano en la mañana y caminar por la casa, en silencio, cuando todos duermen. A la vez, me siento con ganas de salir a aventurarme para recibir la brisa, abrazar el aire, gritar un ¡te amo! Abrazar la vida que él, mi Dios todopoderoso, me da.
Siento ganas de manifestar mi gozo sin parar, de seguir forjando mis sueños, porque sé que el Señor me conducirá y soñará conmigo. Elena G. de White nos recuerda: “Pero Dios estará más cerca de ti, y te resultará más caro que cualquiera de tus parientes terrenales. Será tu Amigo, y nunca te abandonará. Él es padre para los huérfanos. Su amistad será dulce paz para ti, y te ayudará a soportar con fortaleza […]. Trata de que Dios sea tu padre, y nunca vas a necesitar un amigo. Estarás expuesto[a] a pruebas, pero sé firme, y lucha para embellecer tu profesión de fe. Necesitarás gracia para prevalecer, pero el ojo piadoso de Dios estará sobre ti. Ora mucho y fervorosamente, creyendo que Dios te ayudará” (Testimonios para la iglesia, t. 2, pp. 281-282).
En este nuevo día proyecta con Dios lo que vivirás en cada una de sus horas. Dile: “Quiero aventurarme contigo, quiero tomar tu mano y sentirme plena sabiendo que contigo puedo llegar hasta la cima. ¡Te amo, Señor!”.
Querida amiga, el Señor promete restaurarte y poner en esta restauración los materiales más preciosos. Promete transformarte. Déjate hacer de nuevo, cual vasija de alfarero. Déjalo que te tome de la mano y te lleve adonde él considere que es mejor para ti. No tengas temor ni angustia, porque la noche ha dejado paso al día. Ya amaneció y Dios está contigo, y sus promesas están al alcance de tu mano.

Gladys Raquel Valega, Argentina

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014
DE MUJER A MUJER
Recopilado por: Pilar Calle de Henger
________________________________________­__________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
________________________________________­__________

(337)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*