xesDomingo 23 de diciembre: 

EVENTOS QUE INICIAN EL MILENIO

Si el milenio marca el comienzo de la “utopía” de Dios, es natural que tratemos de saber cuándo ocurrirá y cómo será. El milenio aparece en Apocalipsis 20, donde se lo menciona seis veces entre los versículos 2 y 7. Para saber cuándo sucederá, debemos conocer el lugar de ese capítulo en el fluir de Apocalipsis. Aunque el libro no sigue una línea recta de tiempo, en este caso no es muy difícil determinar cuándo comienza el milenio.

Compara 1 Tesalonicenses 4:16 al 18 con Apocalipsis 20. ¿De qué forma la naturaleza de la resurrección ayuda a determinar cuándo se inicia el milenio?

Apocalipsis predice que, antes de la segunda venida, tres poderes (el dragón, la bestia y el falso profeta) reunirán a las naciones para oponerse a la obra de Cristo y de su pueblo (Apoc. 16:13). A la venida de Cristo (Apoc. 19:11), las naciones se reunirán para hacer guerra contra él pero, en el proceso, la bestia y el falso profeta serán destruidos (Apoc. 19:19, 20). Apocalipsis 20 se ocupa del tercer poder, el dragón. Cuando los muertos en Cristo resuciten (primera resurrección, vers. 5), el dragón (Satanás) será capturado y arrojado al abismo por 1.000 años (vers. 1-3).

Estos eventos aparecen también en 1 Tesalonicenses 4:16 al 18 y en 2 Tesalonicenses 1:7 al 9; ambas citas ayudan a explicar lo que sucederá antes del comienzo del milenio.

El inicio coincide con la segunda venida de Cristo. Los muertos en Cristo resucitarán para unirse a los fieles vivos, y ambos grupos serán llevados al cielo. Los malvados que están vivos morirán por el “resplandor” (2 Tes. 2:8). Y la Tierra, desolada, será la cárcel de Satanás, quien estará atado por 1.000 años con la “cadena” de las circunstancias. Por eso, Satanás estará atado para que no “engañase más a las naciones” (Apoc. 20:3). Muchos ven un vínculo simbólico entre el “desierto” al cual es enviado el macho cabrío el Día de la Expiación (Lev. 16:22) y las circunstancias de Satanás durante el milenio.

En estos versículos, se habla de sucesos sobrenaturales que revelan la grandeza y el poder de Dios frente a la debilidad e impotencia humanas. ¿Cómo podemos recordar siempre este contraste? ¿Por qué esto es un buen remedio contra el orgullo y la suficiencia propia?

(457)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*