Domingo 24 de agosto – Devoción Matutina para Mujeres 2014 – Un abrazo muy especial

“En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado”. Salmo 4:8.

Mi clase de Escuela Sabática era la de la “tercera edad”, la edad de oro y de la experiencia. Cada lección se tornaba diferente y única porque los ancianos siempre tenían algo para compartir. Me gustaba hacer preguntas y dejarlos hablar. Un sábado de mañana, uno de ellos se estaba quejando de su soledad y tristeza; y una ancianita muy misionera y especial que vivía sola, tristemente algo muy común en nuestros días, contó su experiencia.
“En las noches frías, cuando está lloviendo, cierro las puertas y ventanas, hago mi oración y me voy a la cama. Me abrigo bien, sin calentarme antes. Estoy sola oyendo caer la lluvia y escuchando los truenos y la tormenta. Me da mucho miedo. En esas noches largas de soledad y recuerdos, cuando me intranquilizan los ruidos y el temor, oro y en mi oración invito a Jesús a venir a mi casa y quedarse conmigo. Le pido que se acerque a mi cama, me consuele y me cuide. Le cuento mis aflicciones porque sé que me escucha y está a mi lado. Le pido que me abrace, porque con él no me siento sola. Y el Señor Jesús viene y me abraza, me arrulla entre sus brazos fuertes y poderosos y me siento segura. Orando se me quita el miedo y siento el calor de su amor. Con la seguridad de su compañía y de su abrazo me recuesto en su pecho, como una niña con su papá, y me quedo dormida. Su santa presencia me da tranquilidad. Amanezco dando gracias a Dios porque no estoy sola y siento su amor como la luz del sol del nuevo día”.
Ese día, todos quedamos callados para escucharla. Su testimonio tocó mi corazón y cada vez que lo recuerdo me emociono hasta las lágrimas. ¡Qué hermosa relación desarrolló esa anciana con el Señor! ¿Qué relación tengo yo con Cristo? ¿Tengo la confianza y la seguridad de que vendrá a cuidarme para que pueda dormir en paz? ¿Estoy segura de que mis miedos y aflicciones se alejarán por el poder de su amor y su Santo Espíritu?
Querida amiga, ¿cómo es tu relación con el Señor? ¿Te comunicas directamente con él en oración? ¿Sientes que viene a protegerte cuando estás en peligro o necesidad? Él está siempre a la distancia de una oración. Solo espera que lo llamemos.

Ana Luz Barrientos, Estados Unidos

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014
DE MUJER A MUJER
Recopilado por: Pilar Calle de Henger
===============================================
DEVOCIÓN MATUTINA ADVENTISTA
VISITENOS EN:
www.DevocionMatutina.com
DALE “ME GUSTA” Y “COMPARTIR” EN FACEBOOK:
www.facebook.com/DevocionMatutina.1
GRUPO DEVOCIÓN MATUTINA EN FACEBOOK:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
EN YOUTUBE: www.youtube.com/jespadillchannel
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Mensaje Pro Salud: www.mensajeprosalud.com
===============================================

(356)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*