Jovenes

No te jactes de ti mismo; que sean otros los que te alaben (Proverbios 27:2).

Walter Riso, en su libro, Aprendiendo a quererse así mismo, dice: “Una de las características más determinantes y distintivas de los seres humanos, es, sin lugar a dudas, la capacidad de reflexionar sobre uno mismo. Mas aun, poseemos el don de ser conscientes de nuestra propia conciencia”. Luego agrega algo extraordinario: “El autoelogio es una manera de hablarte positivamente. Es una forma de contemplarte y de reconocer tus actuaciones adecuadas. No hace falta, ni es necesario, que lo digas en voz alta ni el público; serias sancionado y duramente criticado”.

Seguramente Isaac Newton había leído el consejo de Salomón, porque lo seguía al pie de la letra. Newton tenía una mente tan poderosa, que uno de sus biógrafos dice que era ,amo y al mismo tiempo esclavo de ella. Cuando, en una subasta, John Maynard Keynes compro un cajón lleno de papeles de Newton, se sorprendió al encontrarlo lleno de notas sobre alquimia, las profecías bíblicas y la reconstrucción de los planos del templo de Jerusalén basado en textos hebreos. Tan sorprendido quedo, que dijo: “Newton no fue la primera figura de la edad de la razón, fue el último de los magos, el último de los babilonios y los sumenos”. Cuando Newton decidió oponerse a la descripción algebraica que hizo Descartes del movimiento, necesito elaborar una dinámica escrita de forma alternativa al algebra. Pero tomo todavía no era matemáticamente factible, invento una nueva rama de las matemáticas, el cálculo infinitesimal. Era geometría en movimiento. Las parábolas e hipérbolas que Newton trazo en papel podían analizarse como un punto en movimiento. Pero durante veinticinco años no quiso publicarlo. La razón es que tenía miedo de que la publicación lo hiciera famoso y, entonces, la fama limitara su vida privada. En 1670 dijo en una carta: “No veo que hay de deseable en la estima publica, si yo pudiera adquirirla y mantenerla. Quizás aumentaría mis relaciones, que es precisamente lo que quiero evitar”.

No busques la fama. En vez de eso, procura ser útil. Ponte como objetivo hacer lo mejor en tu círculo de amigos, no para que te reconozcan sino para ser mas útil. Cuanto mayor es la persona, menos procura el reconocimiento humano. Dos ejemplos son buenos, pero con uno basta: Isaac Newton y, antes, Jesús de Nazaret. Cuan sabias son estas palabras: “No te jactes de ti mismo; que sean otros los que te alaben”..

MEDITACIONES MATINALES JÓVENES 2013

¿SABÍAS QUE…?

Por: Félix H. Cortez

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(314)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*