Jovenes¿No dicen ustedes: “Todavía faltan cuatro meses para la cosecha”? Yo les digo: ¡Abran los ojos y miren los campos sembrados! Ya la cosecha está madura (Juan 4:35).

Erlo Braun era pastor de dos iglesias en la ciudad de Sao Paulo, en Brasil. En noviembre de 1998 se puso en contacto con el pastor Henry Feyerabend, predicador adventista de radio y televisión, y lo invitó para que, durante el mes de abril del año 2000, dirigiera una campaña vía satélite en aquella ciudad. Pero los dirigentes de la Asociación local no estaban muy seguros de patrocinar una campaña vía satélite para la región. NET’98, con el pastor Dwight Nelson, sí; pero, ¿podía una Asociación patrocinar y producir su propia serie?

Para hallar la respuesta enviaron al pastor Braun a la Unión. Los dirigentes de la Unión escucharon atentamente. Sí, apoyarían la serie de evangelización vía satélite. Nombraron al pastor Edson Rosa como coordinador de la campaña y así nació Esperanza 2000.

¿Pero dónde se podría celebrar la campaña? La zona Vila Formosa de Sao Paulo es muy difícil para el evangelismo. La gente es conservadora, está cerrada a la investigación y el estudio de la Biblia. Además, la Iglesia Adventista es muy pequeña. El pastor Braun exploró toda aquella zona en busca de un lugar apropiado para la campaña, pero no había muchas opciones, entonces comenzó a orar. Él veía que el campo estaba listo para la siega, ahora.

Mientras oraba y buscaba, el pastor Braun descubrió una Iglesia Bautista en un buen lugar.

De inmediato se acercó a los dirigentes de esa iglesia y les preguntó si estarían interesados en alquilar o vender el templo. Después de mucha discusión, se pusieron de acuerdo en la cantidad que cobrarían de renta o el precio en que venderían el templo.

“¿Qué? ¿Comprar el templo bautista? ¡Imposible! Lo siento, pero no tenemos dinero para comprar un templo”. El pastor Braun se quedó sin parpadear en su lugar, ponderando las palabras del tesorero de la iglesia. Tenía toda la razón. No había dinero para comprar una propiedad como aquella. Pero la fe del pastor Braun le decía que había varias razones para comprar aquel templo. En primer lugar, necesitaban un lugar para celebrar la campaña de evangelización vía satélite Esperanza 2000, porque sentía que los campos estaban listos para la siega. Sentía que era preciso comenzar la siega cuanto antes.

¿Sientes la misma urgencia de predicar como el pastor Braun? Tal vez tus amigos y vecinos solo están esperando a que tú les hables de Jesús. Recuerda que los campos ya están maduros…

 

MEDITACIONES MATINALES JÓVENES 2013

¿SABÍAS QUE…?

Por: Félix H. Cortez

Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

(460)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*