Domingo 27 de marzo 2016 | Devoción Matutina Adolescentes 2016 | Mudanzas

Voy a prepararles un lugar. Y […] vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté (Juan 14:2, 3, NVI).

Michelle sintió una comezón familiar en la nariz y el escozor en sus ojos mientras abría una caja llena de álbumes de fotos y los colocaba en su estantería. Luchó contra el impulso de llorar, pero las lágrimas fluyeron de todos modos. Su familia había tenido que mudarse a otro país, y había dejado atrás a sus amigos y todas sus actividades.
En su antigua casa siempre había algo que hacer; había vivido allí toda su vida; era el único hogar que Michelle había conocido. Este nuevo país era muy tranquilo, y la gente era tan diferente. Michelle no estaba segura de que pudiese integrarse.
Sus padres le dijeron que llevaría algún tiempo ajustarse, pero insistieron en que tendría muchísimos amigos nuevos en poco tiempo. Su hermana mayor, Heidi, fue más directa:
-Acá es aburrido -se quejó. Michelle estaba de acuerdo. ¿Cómo podría sentirse “como en casa” en un lugar tan extraño?
Había conocido a un par de chicas de su edad, pero hablaban con acento raro, se vestían diferente y hacían bromas extrañas. Se sentía como un alienígena que visitaba otro planeta.
¿Alguna vez has sentido lo mismo? Quizá no se trata de tu ciudad natal. Muchos de nosotros finalmente nos acomodamos a un nuevo lugar y hacemos buenos amigos. Pero ¿te has sentido así en general, por vivir en este mundo? El mundo puede ser difícil para los cristianos. Porque la Tierra, como es ahora, no es realmente nuestro hogar. Es un lugar temporario para vivir pues, según prometió Jesús, no permaneceremos para siempre. Si sientes que no encajas porque eres
diferente, es que lo eres. Jesús volverá para llevarnos a nuestro ‘ y verdadero hogar: el cielo nuevo y la Tierra Nueva.

¿Y AHORA?
¿Alguna vez ha pasado por un gran cambio? Imagínate cómo se debió de haber sentido Jesús cuando se trasladó del cielo a la Tierra.

SPLASH:
Los meses del año más elegidos para cambiar de trabajo y mudarse son junio y julio en el hemisferio norte, y enero y febrero en el hemisferio sur. Porque la mayoría de las familias, antes de mudarse, esperan hasta que sus hijos comiencen el receso escolar de verano.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2016
INTENSAMENTE
Ejercita tu cerebro
Lecturas devocionales para adolescentes 2016
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
========================
Visita también:
http://videosadventistas.com/
http://espacioadventista.org/
========================

(102)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*