Domingo 27 de septiembre 2015 | Devoción Matutina para Adultos 2015 | Serenidad en medio del bullicio

“Entonces los apóstoles se reunieron con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y lo que habían enseñado. Él les dijo: ‘Venid vosotros aparte, a un lugar desierto, y descansad un poco’ ” (Marcos 6:30, 31).

En Europa, cuatro hombres de cada cinco viven hoy en grandes ciudades. Las metrópolis se han extendido casi ininterrumpidamente de Estocolmo a Nápoles, de Madrid a Budapest, modificando la vida de millones de personas. Pero ¿cuáles han sido las consecuencias? Es evidente que en los grandes núcleos urbanos se ha constatado un incremento inquietante de la agresividad. Además, en este tipo de poblaciones es más difícil encontrar espacios de esparcimiento y disfrutar de quietud y tranquilidad.
Jesús enseñó a sus discípulos la importancia de descansar aun en ambientes llenos de bullicio y agitación. A pesar de vivir en medio de muchas actividades, el Señor encontraba espacios de quietud. No se dejaba gobernar por sus múltiples compromisos, más bien, él gobernaba su tiempo.
Por otro lado, el descanso que Jesús promovió entre sus discípulos tenía el objetivo de renovar sus energías y no desgastarlo aún más. “El descanso que Cristo y sus discípulos tomaron no era un descanso egoísta y complaciente. El tiempo que pasaron en retraimiento no lo dedicaron a buscar placeres. Conversaron de la obra de Dios y de la posibilidad de alcanzar mayor eficiencia en ella” (El Deseado de todas las gentes, p. 328).
Fray Luis de León comienza su Vida retirada así:
“¡Qué descansada vida
la del que huye del mundanal ruido
y sigue la escondida
senda por donde han ido
los pocos sabios que en el mundo han sido!”
El ejemplo de Jesús es verdaderamente aleccionador: “Ninguna vida estuvo tan llena de trabajo y responsabilidad como la de Jesús, y, sin embargo, cuán a menudo se le encontraba en oración” (ibíd.). ¡Cuán constante era su comunión con Dios! En el retiro acogedor del campo encontramos paz, quietud, reposo, sosiego. ¿No será, acaso, la vida en la naturaleza un providencial antídoto contra la agresividad y la violencia? Sí, necesitamos más tiempo de serenidad y quietud.
Si vives en una ciudad, te invito a orar hoy para despejar tu mente. Él te dará paz.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2015
Pero hay un DIOS en los cielos…
Por: Carlos Puyol Buil
Lecturas devocionales para Adultos 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(313)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*