Domingo 3 de abril 2016 | Devoción Matutina para Adultos 2016 | Una selección al estilo del Reader’s Digest

El día de los elegidos
“Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca. […] Porque él dijo, y fue hecho; él mandó, y así fue”. Salmo 33:6, 9

GÉNESIS 1 ES EL RELATO majestuoso del Creador acercándose cada vez más a sus nuevos hijos de la tierra. Así que apresurémonos a esa culminación gloriosa compartiendo una condensación del relato de la creación al estilo del Reader’s Digest (puedes leer todo el capítulo cuando te venga bien, naturalmente). Te acordarás de que cada día termina con la fórmula hebrea “fue la tarde, fue la mañana, día”. La palabra hebrea traducida “día” es yom, la cual, cuando va unida a un número (como sucede ciento cincuenta veces en el Antiguo Testamento), siempre se refiere (salvo en Zac. 14:7) a un período de veinticuatro horas. Así que aquí la tienes:

Primer día de 24 horas: Dios creó la luz.
Segundo día de 24 horas: Dios creó la atmósfera.
Tercer día de 24 horas: Dios creó la tierra y la vegetación.
Cuarto día de 24 horas: Dios creó el sol y el sistema solar.
Quinto día de 24 horas: Dios creó los peces para las aguas y las aves para el aire.
Sexto día de 24 horas: Dios creó a los mamíferos para la tierra.

Y luego, en un acto culminante de creación personalizada, el Creador se agacha y con sus propias manos divinas da forma a los dos primeros de un nuevo tipo de raza, un varón y una hembra humanos, en cuya combinación se encuentra la imagen misma del propio Creador.
Y, ¿qué decían las reseñas al final de esos seis días de creación? “Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera” (Gén. 1:31). Tú habrás hecho eso, ¿no? Acabaste de reconstruir un motor, culminaste una obra maestra culinaria o pusiste un brochazo final en aquel lienzo; luego diste un paso atrás con una gran sonrisa de satisfacción. “Esto está bien; ¡muy bien!”
Puede que el astrónomo ateo Cari Sagan tuviera razón. “Una religión, antigua o nueva, que recalcara la magnificencia del universo revelado por la ciencia moderna podría dar lugar a reservas de reverencia y asombro apenas explotadas por las fes convencionales” (citado en Richard Dawkins, El espejismo de Dios, p. 33). Quizá los creacionistas hayamos perdido el asombro de la reverencia ante la obra sobrecogedora del Creador. Sin embargo, si volvemos a recuperarlo, los que no creen podrían encontrar aún en esa reverencia compartida un paso de acercamiento al Creador inadvertido.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2016
ELEGIDOS
El sueño de Dios para ti
Por: Dwight K. Nelson
Lecturas devocionales para Adultos 2016
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
========================
Visita también:
http://videosadventistas.com/
http://espacioadventista.org/
========================

(257)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*