Domingo 30 de agosto 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | “Encontré el amor de mi vida”

Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: “Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia’’. Jeremías 31:3

Puedo decir que he experimentado el verdadero amor. El que ha caído hondamente en el pecado, puede experimentar cómo el amor de Dios se manifiesta con poder, y lo palpa a cada paso.
Hace algún tiempo cometí una gran falta, una violación a los mandamientos de Dios que trajo dolor a mi vida y a los que me amaban. Pero aun en esa caída, pude experimentar el amor de Dios como nunca antes lo había experimentado. Fue a través del perdón de mi esposo que conocí el amor de Dios en su mayor expresión. Mi amado esposo fue para mí lo que es Dios para todos los que, cual la oveja perdida, se descarrían.
Aun así, tuve que sufrir las consecuencias dolorosas y desastrosas que vive el que pierde el rumbo. En mi caminar hacia la sanidad de mi alma, no fue fácil mantener la certeza de que Dios me amaba y perdonaba, cuando enfrentaba las críticas hirientes y el rechazo abierto de amigos y hermanos en la fe, a quienes yo amaba profundamente. Su rechazo y sus críticas fueron como latigazos sobre mis heridas abiertas. Todo lo que pasé lo cuento hoy, no para dar lástima, sino para enfatizar el amor que necesita el que cae. Hoy, a pesar del dolor, miro atrás y doy gracias, incluso por el rechazo. Al sentirme sola, busqué con fervor a mi Dios, a quien, hasta entonces, solo de labios conocía.
Y Dios envió ayuda extra para mí. Con el apoyo y consejo de una consejera adventista volví a levantarme como aquella mujer a quien Jesús le dio su mano para que se pusiera de pie. He aprendido que al aceptar a Cristo, podemos levantarnos con dignidad, dejar de ser víctimas y, con gozo, alabar y glorificar a Dios.
Mi Salvador se encargó de hacerme saber cuánto me ama. Podía sentir cómo mi Dios me abrazaba, y me decía a través de su Palabra: “Hija mía, te amo con amor eterno”.
¡Si te has descarriado, no pierdas la esperanza! ¡Siente el abrazo de Dios, hoy y cada día! Recuerda: Él es “el amor de tu vida”.— Yesenia Adame.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(188)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*