HBOOK007-pequeños800

Por aquellos días, Jesús se fue a un cerro a orar, y pasó toda la noche orando a Dios. Lucas 6:12.

La mejor manera de conversar con Dios es la oración. Muchas veces, Jesús pasaba toda la noche orando. Si tú intentas hacer lo mismo, tal vez tengas sueño en algún momento. Pero ¿cuánto tiempo dedicas, diariamente, a conversar con Dios?

¿Sabes cuántas horas tiene un día? ¿Y cuantos minutos tiene cada una de esa horas? Investiga,  preguntándole a tus padres. Usamos todo ese tiempo para realizar una cantidad de cosas y, verdaderamente, hasta usamos el tiempo para no hacer nada; pero no encontramos tiempo para orar. Así como oía las oraciones de Jesús, de Daniel, de Jacob y otros personajes bíblicos, Dios está siempre dispuesto a oír tus oraciones. Ningún asunto importante para ti es insignificante para él.

Acuérdate de esto y reserva un buen tiempo para conversar con Dios todos los días, comenzando hoy mismo.

 Hablemos con Dios

Querido Dios, cuando yo me olvide de reservar un tiempo para orar, perdóname y susúrrame en mi oído que es la hora de conversar. ¡Amén!

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

__________________________________________________

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

Vimeowww.vimeo.com/jespadillchannel

__________________________________________________

(355)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*