adultos1Domingo 30 de diciembre
EN EL PRINCIPIO
“En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Gén. 1:1).
Hay muchas verdades profundas en ese texto sencillo, y una de las más profundas es que el universo mismo tuvo un comienzo. Aunque esta idea no nos parezca hoy tan radical, va en contra de la creencia, sostenida por mucho tiempo, de una creación eternamente existente. Recién en el siglo XX, cuando apareció la teoría de origen del universo conocida como “Big Bang”, la idea de que este tuvo un origen llegó a ser generalmente aceptada. Hasta entonces, muchos creían que siempre había existido. Muchas personas se resistieron a creer que el universo fue creado porque implicaba algún tipo de Creador. (De hecho, el nombre “Big Bang” tenía la intención de ridiculizar el concepto de un universo creado.) Pero la evidencia de que el universo tuvo un comienzo ha llegado a ser tan fuerte que casi todos los hombres de ciencia la han aceptado, al menos por ahora (los conceptos científicos, aun los que se consideran casi sagrados, a menudo son refutados o finalmente deben ser cambiados).
Lee Hebreos 11:3. ¿Qué nos dice acerca de Dios y de la creación del universo?
Como Génesis 1:1, Hebreos 11:3 está lleno de cosas que no podemos explicar con nuestro conocimiento actual. Pero, el texto parece decir que el universo no fue formado de materia preexistente, sino que tanto la materia como la energía fueron traídas a la existencia por el poder de la Palabra de Dios.
La creación desde la nada se conoce como creación ex nihilo. A menudo damos el crédito a los humanos por la creación de diversas cosas; sin embargo, los humanos comos incapaces de crear algo de la nada. Podemos cambiar la forma de la materia ya existente, pero no tenemos poder para crear ex nihilo. Solo el poder sobrenatural de Dios puede hacer eso. Esa es una de las diferencias más dramáticas entre Dios y los humanos, y nos recuerda que dependemos totalmente del Creador.
Realmente, el verbo creados, en Génesis 1:1, proviene de una raíz hebrea que se usa solo con referencia a la actividad creativa de Dios. Únicamente Dios puede hacer esa clase de creación (ver también Rom. 4:17).
¿Por qué un Creador sobrenatural, que existe por sobre la creación y más allá de ella, es la única explicación lógica para la creación? Lleva tu respuesta el sábado

(457)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*