Domingo 31 de enero 2016 | Devoción Matutina para Menores 2016 | Fue elegida por el ángel

Jehová, en cuya presencia he andado, enviará su ángel contigo, y prosperará tu camino. Génesis 24:40.

Puede parecemos extraño que Isaac no fuera a la Mesopotamia a elegir su propia esposa. Pero, en aquellos días era costumbre que los padres hicieran la selección. Esto no significaba que el hijo o la hija tuvieran que amar o casarse con el elegido, pero tenían confianza en la experiencia y la sabiduría paternas.
Así que, esta era la forma en que sucedió que Eliezer, el siervo de Abraham de hacía mucho tiempo, fue enviado hacia el norte en aquel viaje al rico país de la ribera del este, cuando se detuvo en el pozo, que estaba fuera de la ciudad de Nacor, cerca de Harán, Lliezer oró muy seriamente para que Dios lo ayudara. ¿Cómo podría elegir sin su dirección? Le pidió a Dios que un acto de cortesía fuera la señal.
Y allí estaba ella, lista para ayudar. Rebeca no solo era hermosa de contemplar, sino tnmbién su amabilidad y sus modales competentes no se podían ocultar. Le ofreció a Eiezer un trago de su cántaro y también les dio a sus camellos. Eliezer estaba estupefacto. Simplemente, se paró allí mientras la muchacha les daba de beber a los diez camellos sedientos. Llevó muchos cántaros, pero cuando la tarea estaba hecha, ella lo miró y sonrió; entonces, él supo que era la correcta.
Cuando le dijo que su nombre era Rebeca, hija de Betuel, sobrino de Abraham, Eliezer bajó su cabeza y agradeció a Dios. Ahora estaba doblemente seguro.
Rebeca corrió con entusiasmo a contarle a su familia acerca del encuentro con el extraño en el pozo. Luego, las cosas comenzaron a ocurrir muy rápidamente. Su hermano Labán salió corriendo para encontrarse con Eliezer y, en breve, todos los camellos estaban acostados con mucho heno para pasar la noche, mientras Eliezer y los hombres que estaban con él estaban sentados con la familia de Rebeca para cenar. Pero, antes de siquiera tomar un bocado, Eliezer tenía que contar toda la historia de por qué había venido y cómo había encontrado a Rebeca. Entonces, repitió el versículo de hoy. El ángel de Dios había ido delante de él.
La familia de Rebeca quería celebrar con una fiesta de diez días, pero Eliezer sacudió su cabeza. No, debía volver enseguida, a la mañana siguiente. La gran pregunta ahora era: Con tan poco tiempo para decidir, ¿iría Rebeca, con un total desconocido a una tierra extraña para casarse con un hombre del que nunca antes había sabido? Se volvieron a ella y le preguntaron:
“¿Irás tú con este varón? Y ella respondió: Si. iré” (Génesis 24:58}.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2016
¡GENIAL!
Dios tiene un plan para ti
Por: Jan S. Doward
Lecturas devocionales para niños 2016
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(145)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*