PequeñosTu oración: Padre, hoy deseo compartir de tu amor a otros

Versículo para hoy: «El que beba del agua que yo le daré nunca volverá a tener sed». Juan 4: 14.

HACÍA  MUCHO CALOR, Jesús y sus discípulos llegaron a la ciudad de Sicar, era de tarde y Jesús les pidió que fueran a buscar comida. Jesús se quedó solo y se sentó junto a un pozo, tenía sed pero no podía sacar agua del pozo.

En ese momento una mujer llegó con un cántaro para sacar agua. Jesús le pidió agua para beber, la mujer se sorprendió porque en ese tiempo las mujeres y los hombres no se hablaban y mucho menos judíos y samaritanos como la mujer.

La Mujer le preguntó a Jesús por qué hablaba con ella. Jesús le dijo que él podía darle agua con la cual jamás le daría sed,  ella muy emocionada le pidió de esa agua porque no quería seguir yendo a sacar todos los días agua al pozo. (Permita que  su  niño sirva el agua y beban). Pero Jesús le hablaba del cielo, después de hablar con la mujer ella se dio cuenta que ese hombre tenía que ser alguien muy especial porque él sabía todo de su vida. Jesús le dijo que él era el hijo de Dios.

La Mujer estaba tan contenta que corrió al pueblo a decirles que el Hijo  de Dios estaba junto al pozo. Estaba tan feliz porque Jesús había cambiado su vida, que les decía a todos lo que Jesús había hecho por ella.

 

LECTURAS DEVOCIONALES PARA PEQUEÑOS

AMIGOS DE JESÚS

Por: Cesia Alvarado Zemleduch

Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

(422)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*