HBOOK007-pequeños800No tengas miedo de nadie, pues yo estaré contigo para protegerte. Jeremías 1:8.

“Yo no puedo”. Seguramente lo habrás dicho en alguna ocasión. Tal vez delante de la pelota de fútbol, en el momento de patear un penal; o antes de realizar un cálculo matemático. Cuando estamos aprendiendo a escribir, la letra E o la letra C, muchas veces, salen dobladas para el lado contrario.

En momentos así, puedes llegar a desanimarte y tener ganas de desistir.

Pero piensa en tus padres, en tus amigos y en Dios. Ellos están animándote, como si dijeran en todo momento; “¡Esfuérzate! Da lo mejor de ti”. Puede ser que no obtengas la mejor calificación, puede ser que no conviertas el gol de la victoria o no llegues al resultado correcto de una cuenta; pero quedarás satisfecho de saber que hiciste lo mejor que podías.

Antes de decir: “Yo no puedo”, habla con Dios. Él te dará la habilidad para hacer lo que sea necesario.

 Hablemos con Dios

Cuento contigo, mi querido Padre, para hacer un montón de cosas. ¡Amén!

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

(243)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*