Domingo 7 de febrero 2016 | Devoción Matutina Adolescentes 2016 | Dura

 

¿Qué dios podrá librarlo de mis manos? (Daniel 3:15, RV contemporánea).

 

La lucha llegó a los pasillos del palacio. Espada contra espada, daga contra daga, los combatientes lucharon por dominar. El rey mismo participó de la batalla. Escuchando los gritos a su alrededor, se preguntaba quién realmente había luchado por el reino y quién había traicionado su lealtad.

Por fin, derrotados, los invasores dejaron el palacio. Tras ellos, el rey, devastado, se preguntaba por dónde empezar la reconstrucción. ¿En quién podría confiar? Temía que algunos de sus propios asesores hubiesen compartido los secretos de cómo lograr entrar en esa fortaleza.

Rememorando un viejo sueño, el rey ordenó que construyeran una magnífica estatua. La creación de madera se elevaba a una altura de noventa metros, y estaba cubierta de una fina capa de oro. Sus servidores la colocaron en un campo abierto enorme, y el rey exigió a todos sus funcionarios que asistieran a su inauguración.

Ananías, Misael y Azarías fueron algunos de los que fueron obligados a asistir. Cuando el rey dio instrucciones de inclinarse ante su imagen, los tres amigos no tuvieron ninguna duda de a quién servirían. Si bien ellos eran leales a su rey, aquella radiante escultura no era nada comparada con el Dios de los cielos. Aun cuando fueron amenazados con morir en el horno de fuego, los tres hombres se mantuvieron fieles.

En el horno y fuera de él, el Hijo de Dios está con sus siervos, ayer, hoy y mañana. Los historiadores nos dicen que en el décimo año del reinado de Nabucodo- nosor, él luchó con algunos de su ejército. No está claro si la prueba del ídolo y el castigo del horno de fuego fue una prueba de lealtad después de aquella rebelión.

 

¿Y AHORA?

¿Puedes recordar un momento en que te hayas alzado en defensa de lo que crees? Si tuvieras una experiencia similar en la actualidad, ¿qué harías?

 

SPLASH:

La imagen de Nabucodonosor se erigía en la planicie ‘ de Dura. En babilonio, DURA significa PARED. Una pared, o muralla, interior y otra exterior rodeaban Babilonia, con un gran espacio entre las dos. Puede ser que haya sido aquí donde la multitud se reunió.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2016

INTENSAMENTE

Ejercita tu cerebro

Enero: Melanie Bockman

Lecturas devocionales para adolescentes 2016

http://devocionmatutina.com

Facebook:

https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(123)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*