HBOOK007-pequeños800

Al contrario, el amor perfecto echa fuera el miedo, pues el miedo supone el castigo. 7 Juan 4:18.

Vacunarse o sacarse el primer diente nos puede hacer sentir miedo. Julia estaba sintiendo un temor semejante. Ya hacía varios días que uno de sus dientes se estaba moviendo. Un domingo de mañana, cuando la mamá vio que la encía parecía muy hinchada, intentó localizar al dentista, pero no lo pudo ubicar. Entonces, ella misma decidió sacarle el dientecito a Julia.

Julia sintió que su corazón latía más rápido y preguntó si le iba a doler. La mamá le respondió que el dolor sería muy pequeño. Inmediatamente, ató un hilo dental en el dientecito blando. Movió el hilo para un lado, lo movió para el otro lado y “¡trac!”, arrancó el diente de una vez. Julia dijo que no le había dolido nada. Muchas veces, tener miedo de sufrir es peor que el propio sufrimiento.

Dios realmente no nos creó para el sufrimiento. Necesitamos aprender a confiar, y entonces el miedo desaparecerá de nuestra vida.

Hablemos con Dios

Sí llego a tener miedo de alguna cosa, ayúdame a confiar en ti. ¡Amén!.

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

__________________________________________________

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

Vimeowww.vimeo.com/jespadillchannel

__________________________________________________

(319)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*