Domingo 7 de junio 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | Fe que aumenta con la lectura del Espíritu de Profecía

Sin profecía el pueblo se desenfrena. Proverbios 29:18

Hasta ahora nos hemos referido a algunos recursos útiles para fortalecer la fe. Hablamos de los dos libros de Dios: la Biblia y la naturaleza, y de la oración.
Los adventistas poseemos un tesoro que también contribuye a aumentar nuestra fe. Me refiero a los escritos del Espíritu de Profecía.
“El último engaño de Satanás será lograr que los testimonios del Espíritu de Dios no tengan efecto alguno. ‘Sin profecía, el pueblo se desenfrena’ (Prov. 29:18). Satanás trabajará hábilmente en diferentes formas y mediante diferentes instrumentos para perturbar la confianza del pueblo remanente de Dios en el testimonio verdadero” (Carta 12, 1890). Los escritos de Elena G. de White son “una luz menor para guiarnos a la luz mayor” (El colportor evangélico, p. 174).
Esta es la historia de Stephen Smith. Este hombre aceptó el sábado, pero no creía en la organización de la Iglesia ni en la inspiración de Elena G. de White. Vivía entre placeres mundanos, y criticaba a la Iglesia. Un día, cuando su cabello ya estaba blanco, leyó un escrito de la hermana White. Con ojos llenos de lágrimas exclamó: “¡Esa es la verdad!”. En las semanas siguientes siguió leyendo otros artículos, y con convicción dijo: “¡Todo lo que ella dice es verdad! ¡Es inspirada por Dios!” (Joy in the Morning, p. 213).
Por ese tiempo hubo unas reuniones de reavivamiento. Para sorpresa de sus conocidos, llorando, confesó su error. Cuando regresó a su casa, se acordó de que, hacía veintiocho años, Elena G. de White le había escrito una carta que él había “tirado” en un baúl, sin abrir. Con manos temblorosas rompió el sobre… En esa carta estaba “¡todo el curso de su vida en los pasados veintiocho años!” Si hubiera creído en el Espíritu de Profecía y hubiese leído la carta cuando llegó a sus manos, su fe habría crecido y se habría ahorrado años de sufrimiento y amargura.
Los testimonios de consejo y ánimo del Espíritu de Profecía están a nuestra disposición. Leámoslos ahora cuando todavía tenemos oportunidad de que fortalezcan nuestra fe.— Ana Rosa Chaviano.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(314)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*