Escuela Sabática | Domingo 28 de Mayo del 2017 | Jesús en el Antiguo Testamento

Jesús en el Antiguo Testamento
A lo largo de sus epístolas, Pedro escribe con un sentido de certidumbre. Sabe de qué está hablando porque conoce de quién está hablando. Y una razón es que sabe que Jesús fue Aquel a quien señalaban los profetas del Antiguo Testamento. Fue la confianza de Pedro en la Palabra escrita que lo ayudó a conocer a la Palabra que se hizo carne (Juan 1:14).

En 1 Pedro 1:10 al 12, Pedro señala a sus lectores la Biblia hebrea, a los profetas de la antigüedad, y a lo que ellos enseñaron acerca de Jesús. Según Pedro, el Espíritu Santo reveló en el Antiguo Testamento dos verdades cruciales acerca de Jesús: los sufrimientos de Cristo y las glorias subsiguientes que vendrían (1 Ped. 1:11). Estos dos hilos de pensamiento pueden encontrarse a lo largo de toda la Biblia hebrea.

¿Qué nos enseñan todos estos textos juntos acerca de lo que el Antiguo Testamento predijo con respecto a Jesús? Sal. 22; Isa. 53:1-12; Zac. 12:10; 13:7; Jer. 33:14, 15; Dan. 7:13, 14.

En 1 Pedro 1:10 al 12, Pedro asegura a sus lectores que ocupan un lugar muy especial en la historia de la salvación. A ellos fue revelado mucho más que lo que había sido revelado a los profetas de antaño. Los profetas, de hecho, hablaban a las personas de su propia época, pero había partes cruciales de sus mensajes que no se cumplirían sino hasta la venida de Cristo.

Algunas de las cosas que habían predicho los profetas se habían cumplido solamente en el tiempo en el que vivían los lectores de Pedro. Estos lectores podían oír de aquellos “que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo”, verdades que incluso los ángeles deseaban conocer (1 Ped. 1:12). Habiendo oído el evangelio, las personas conocían la realidad y la naturaleza del sufrimiento y humillación del Redentor con mucho mayor detalle que los profetas de la antigüedad. Por supuesto, tendrían que esperar, al igual que nosotros, por “las glorias que vendrían” (1 Ped. 1:11). Con la primera parte de esas profecías cumplida, podemos estar seguros de que se cumplirá la última parte también.

¿Qué promesas bíblicas has visto cumplirse en tu vida? ¿Cuáles aún estás esperando que se cumplan, qué significan para ti, y cómo puedes aprender a aferrarte a ellas, pase lo que pase?

==================
LECCIÓN DE ESCUELA SABÁTICA

I TRIMESTRE DEL 2017
Narrado por: Daniel Herrera
Desde: Guatemala
===================
|| www.drministries.org ||
===================

(213)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*