Escuela Sabática Jóvenes | Jueves 5 de julio del 2018 | Un plan B

Lecciones de Escuela Sabática para Jóvenes

JUEVES 5 JULIO
UN PLAN B
Opinión – Hech. 1:21-23,26.
En este mundo, no todo sale según lo ideamos. Esto fue especialmente cierto para los discípulos de Jesús. Debió de haber sido muy impactante escuchar a Jesús decir: “Ciertamente les aseguro que uno de ustedes me va a traicionar” (Juan 13:21). Debió de haber sido impresionante ver a Judas levantarse y salir de esa última cena. Judas, su amigo, no era quien ellos pensaban que era. “Las cosas no deberían haber sucedido así”, pudieron haber dicho.
A veces las cosas no salen como las planeamos, y las personas en las que confiamos “nos traicionan”, o traicionan la imagen que tenemos de ellas. Podemos encontrarnos en una situación similar a la de los discípulos: con un vacío, que una vez estuvo lleno.
Creo que es importante que veamos a los discípulos cuando reemplazaron a Judas. Es un pasaje corto de la Biblia, y es fácil que lo pasemos por alto. Pero creo que la historia nos da un buen ejemplo de cómo Dios, junto con las personas, puede tratar de manera correcta con situaciones en que necesitamos un “plan B”.
Muchas personas entrarán y saldrán durante el curso de nuestra vida. Nuevos amigos entrarán en la vida y examigos saldrán de ella. Algunas veces, esas experiencias pueden ser dolorosas e inesperadas. Sin embargo, creo que Dios contempla tiernamente tales momentos, en que uno sufre la pérdida de otro. Y, con ternura, Dios pone personas en nuestra vida para reemplazar a quienes se han ido. No nos abandona al dolor temporal de la separación, sino que planta nuevas semillas, que crecerán.
También deberíamos notar que los discípulos no intentaron descubrir quién era la mejor persona para reemplazar a Judas. Había más de una opción. José y Matías fueron escogidos por ser hombres buenos, “que [los] acompañaban todo el tiempo que el Señor Jesús vivió entre [ellos]” (Hech. 1:21). Pero los discípulos, siendo solamente hombres, no podían conocer el corazón de esos hombres ni saber quién sería el mejor para reemplazar a Judas. Los discípulos dependieron de la sabiduría de Dios para tomar la decisión final.
Así que, los discípulos oraron: “Señor, tú que conoces el corazón de todos, muéstranos a cuál de estos dos has elegido para que se haga cargo del servicio apostólico que Judas dejó” (1:24,25). Los discípulos echaron suertes, dejándoselo al Señor, “y la elección recayó en Matías” (1:26). Dios reemplazó al discípulo ausente y perdido, y fue fiel con aquellos que habían perdido un compañero.

PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Cómo podemos confiar en que Dios tiene influencia en algo tan azaroso como echar suertes?
El reemplazo de un amado o un amigo ¿es siempre un plan B, o quizá sea lo que Dios sabía desde el comienzo que era lo mejor para nosotros?

Esta semana:
Lección 1: Me seréis testigos
Para el 7 de julio del 2018
Lecciones de Escuela Sabática – Tercer trimestre 2018
EL LIBRO DE HECHOS

(1)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*