Himno 307 | Roca de la eternidad | Himnario Adventista

307. ROCA DE LA ETERNIDAD

1. Roca de la eternidad,

fuiste abierta para mí;
sé mi escondedero fiel;
solo encuentro paz en ti,
rico, limpio manantial
en el cual lavado fui.

2. Aunque fuese siempre fiel,
aunque llore sin cesar,
del pecado no podré
justificación lograr;
solo en ti teniendo fe,
salvación podré gozar.

3. Mientras tenga que vivir
en el mundo de maldad;
cuando vaya a responder
en tu augusto tribunal,
sé mi escondedero fiel,
Roca de la eternidad.

(1757)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Nuevo Himnario, Videos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*