Jueves 12 de febrero 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | Feliz a solas

Alzaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro?
Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra. Salmo 121:1, 2.

La soledad es un drama de nuestros días. A menudo se la describe como una falta de conexión o carencia de compañía. Las personas pueden experimentar soledad aunque estén rodeadas de otros seres humanos.
También hay muchas personas que viven solas, ya sea por elección o por las circunstancias de la vida. ¿Será que vivir sola significa soledad? ¿Qué diferencia hay entre estar a solas o vivir en soledad? Podemos estar a solas y sentirnos realizadas. Estar en soledad es tener un sentimiento de vacío y aislamiento. Las mujeres que han aceptado estar solas, pensando que es el plan de Dios para sus vidas, pueden ser muy felices.
Jesús a menudo se apartaba de las multitudes para estar solo. En esa quietud, se comunicaba con su Padre y obtenía las fuerzas necesarias para continuar con su misión. A nosotras también, en algunas ocasiones, el estar a solas puede ayudarnos a recargar nuestras baterías emocionales, espirituales y físicas.
Pablo estuvo solo, y fue bueno que lo estuviera. ¿Te imaginas a la señora de Pablo cuando le preguntaban por su esposo?: “Ah, mi Pablito anda en un crucero por el Mediterráneo”, o “está por las islas griegas”. O si el hijito le preguntaba: “¿Y cuándo vuelve papi?”, ella tendría que contestar: “Papito no regresará pronto; otra vez está en la cárcel”.
Todos tenemos el poder de elegir. Podemos quejarnos por las circunstancias o escoger seguir las directivas de Dios y aceptar la realidad. Podemos vivir con amargura y resentimiento, o contentarnos con la situación. Pablo había aceptado la soledad, por eso escribió: “He aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación” (Fil. 4:11).
Cuando te invada un sentimiento de soledad, busca el lado positivo de las circunstancias. Si vives sola, agradece que Jesús está contigo. Si estás divorciada, consuélate sabiendo que Dios no te ha rechazado. Si eres madre soltera, recuerda que Dios te ayudará a criar a tus hijos. Si eres viuda, siéntete libre de llorar y sentirte quebrantada, sabiendo que vendrá la sanidad.-Nibia Mayer.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
www.DevocionMatutina.com

(445)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*