Jueves 12 de junio – Devoción Matutina para Mujeres 2014 – La bendición de ser testigos

“Me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra”. Hechos 1:8.

En febrero de 2011 estuve quince días hospitalizada por una intervención quirúrgica. Pedí a mi esposo que me trajera mi Biblia, libros y revistas para leer mientras estuviera internada. Así, tuve la oportunidad de conocer y compartir vivencias con otras pacientes. Fueron días de mucha oración por mi vida espiritual y física, y mientras esperaba la respuesta del Señor, él fortaleció mi fe. Con el pasar de los días, encontré muchas oportunidades para dar a conocer a Jesús. Empezamos a reunirnos cada mañana y cada noche para orar y hablar de la esperanza que solo Cristo nos da. Compartir mi fe fue para mí un gran desafío. Había personas de otras creencias y doctrinas, y yo misma estaba a prueba.
Rita estaba en este grupo de pacientes, y al escuchar del amor de Dios y la esperanza que yo tenía, me pidió que orara por su familia. Me contó que estaba pasando por momentos muy difíciles en su vida: estaba muy enferma y según le habían dicho, no se podía hacer nada. A esto se sumó la infidelidad de su esposo, lo cual la deprimía y preocupaba, especialmente por sus dos hijos adolescentes. Le ofrecí mi amistad para que pudiera desahogar su angustia y compartí con ella revistas y otros materiales.
Cuando fuimos dadas de alta, compartimos nuestras direcciones y números telefónicos y comenzamos una linda amistad. Oraba por ella y la llamaba con frecuencia. En abril, Rita y sus dos hijos participaron del evento “Amigos de esperanza” y pudieron sentir de cerca el amor de Dios en su vida. A partir de allí comenzaron a asistir cada sábado a la iglesia.
Hoy, Rita y su familia estudian el curso bíblico La fe de Jesús. Ella encontró la paz que buscaba y está en un proceso de reconciliación con su esposo. Para mí fue una alegría enorme compartir mi fe con ella y su familia. Esto me ha fortalecido y se ha convertido en una motivación constante porque sé que hay muchas personas que necesitan sentir el amor de Dios y albergar una esperanza que les muestre un futuro mejor. Y yo quiero ser un instrumento del Señor para compartir la bendita esperanza del regreso de Jesús.
Fabiola Magallanes Villanueva de Brenis, Perú

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014
DE MUJER A MUJER
Recopilado por: Pilar Calle de Henger
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(478)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*