«Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prosperas espiritualmente» (3 Juan 2, NVI).

 Al llegar al libro de 3 Juan descubrimos que Juan era una persona muy atenta. Además de hablar a las personas de las cosas de Dios, él oraba para que en todo les fuera bien y que tuvieran buena salud. ¡Qué tipo tan buena gente!

¿Sabes lo que significa gozar de buena salud? No es agradable estar enfermo, ¿verdad? ¿No te sientes mejor cuando estás fuerte y sano? ¿No haces muchas más cosas y piensas mejor cuando tu estómago, tu cabeza y el resto de tu cuerpo se sienten bien?

Pero la buena salud no llega por sí sola. Tienes que comer alimentos saludables, tomar suficiente agua, hacer ejercicio y dormir bien cada noche. Estas son las «leyes de la buena salud». «Así como hay leyes para la buena salud física, también hay leyes para tener una relación sana con Dios. Para estar sanos espiritualmente debemos hablar con él diariamente, leer lo que está escrito en su Palabra, y hablar a los demás de él. Hazlo hoy y te sentirás mucho mejor

(318)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*