Jueves 14 de enero 2016 | Devoción Matutina para Mujeres 2016 | Velar es hacer lo que Dios me ha pedido

Aunque supiera que el fin del mundo llegaría mañana, plantaría un árbol la noche anterior. Martin Luther King

IMAGÍNATE que te quedara una semana de vida, ¿cómo vivirías tus últimos días para asegurarte de estar lista para el regreso de Cristo?
Dietrich Bonhoeffer, el valiente pastor y teólogo alemán que formó parte de la resistencia contra el nazismo, fue encarcelado por ayudar a muchos judíos a escapar a Suiza. A pesar de haber pasado una temporada en prisión, él continuaba exhortando a sus feligreses a resistir el fascismo, y unos cristianos le preguntaron: “¿Por qué se expone a este peligro? Jesús está a punto de volver y usted sigue sufriendo sin necesidad”. Bonhoeffer respondió: “Si Jesús regresa mañana, mañana descansaré de mi trabajo. Pero hoy tengo cosas que hacer. Debo continuar luchando mientras pueda”.* De esta manera velaba Bonhoeffer. Seguir realizando su labor era su manera de esperar hasta el final.
Hacer lo que Dios nos ha llamado a hacer, así es como se vela hasta el regreso de Jesús. Por eso el apóstol Pablo nos aconseja: “Trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia” (Col. 3:23, 24). Ya ves, se trata de seguir sirviendo a quien sirves, de seguir conociendo a quien conoces, hasta que algún día te diga: “¡Hiciste bien, sierva buena y fiel! En lo poco has sido fiel. […] ¡Ven a compartir la felicidad de tu Señor!” (Mat. 25:21). “Porque tuve hambre y me diste de comer; tuve sed y me diste de beber; fui forastero y me recogiste; estuve desnudo y me vestiste; enfermo y me visitaste; en la cárcel y fuiste a verme” (Mat. 25:35, 36, RV95). Por eso, exactamente por eso, te hallará lista cuando vuelva a buscarte.
Dios nos ha llamado a cuidar bien de su creación, respetémosla hasta el último momento de nuestra vida. Nos ha llamado a defender al que es injustamente acusado y a proteger a quien sufre abuso, hagámoslo hasta el fin. Nos ha llamado a ser una luz en el mundo, brillemos con nuestra conducta hasta el último aliento. Nos ha llamado a ser su instrumento de paz, bondad y amor en un mundo que agoniza, por tanto ¡continuemos luchando mientras podamos! Ya llegará el día en que podamos descansar.

* Randy Roberts, 2417. Siempre listos para el regreso de Jesús (Doral, Florida: IADPA, 2012), pp. 69, 70.

“Trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia” (Col. 3:23, 24).

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2016
Ante todo, cristiana
Por: MÓNICA DÍAZ
Lecturas Devocionales para Damas 2016
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(436)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*