MenoresLugar: Afganistan

Palabra de Dios: Salmo 119:105, RVR

Está perdiendo el tiempo -le decía la gente-. Nadie nunca va a necesitar una Biblia en lengua pukhtu. Pero, William Carey se sentía impresionado a seguir traduciendo. Quería asegurarse de que todos tuvieran la oportunidad de leer la Palabra de Dios.

-Algún día esta traducción va a ser necesaria -decía-. Y ahora la estoy preparando. La lengua pukhtu fue solamente una de los entre 35 y 40 idiomas y dialectos en los que Carey trabajo. Imprimió mas de 200 mil copias de la Biblia en la imprenta de la misión, y centenares de millones de personas pudieron leer la Palabra de Dios por sí mismas. William Carey falleció antes de que alguien necesitara la Biblia en pukhtu. Pero, cincuenta años después de que fuera terminada, algunos misioneros, a mediados de la década de 1850, comenzaron a buscar desesperadamente una Biblia en idioma pufehtu. Estaban compartiendo el evangelio con la gente de Afganistán, y algunos funcionarios importantes hablaban y leían el idioma pukhtu.

-¿No tradujo Carey la Biblia al pufehtu? -preguntaron-. ¿A dónde podemos conseguirla? Alguien recordó haber visto una Biblia en pukhtu en manos de un jefe tribal. El jefe también había muerto, pero cuando los cristianos preguntaron por la Biblia, la encontraron entre las cosas del jefe. Pronto se imprimieron y distribuyeron más copias. La obra de William Carey fue de suma utilidad para presentar a Cristo ante los habitantes de Afganistán. Aunque algunos habían dicho que esto era una pérdida de tiempo, él fue fiel en usar sus talentos lingüísticos para la obra de Dios. Y ahora, muchas más personas podían proclamar: “Lámpara es a mis pies tu Palabra, y lumbrera a mi camino”..

LECTURAS DEVOCIONALES PARA MENORES

EN ALGÚN LUGAR DEL MUNDO

Por: Helen Lee Robinson

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(263)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*