Jueves 17 de abril – Devoción Matutina para Menores 2014 — Una idea bomba

«Dichosos ustedes los pobres, pues de ustedes es el reino de Dios.
Dichosos ustedes los que ahora tienen hambre, pues quedarán satisfechos.
Dichosos ustedes los que ahora lloran, pues después reirán» (Lucas 6:20, 21).

El ejército ruso estuvo durante meses entrenando perros para que asociaran la parte de abajo de los tanques con comida. El plan era que cuando los tanques Panzer alemanes entraran en Rusia, los perros, con bombas atadas a sus cuerpos, se introdujeran en la parte de abajo de los tanques enemigos y, ¡bum!, el tanque pasaría a la historia.
El plan se puso en marcha el primer día de guerra, pero fue abandonado al día siguiente. Los perros hicieron exactamente lo que se les había enseñado: comenzaron a buscar comida, pero en los tanques equivocados, ¡los tanques rusos! Los perros bomba forzaron a toda una división soviética a retirarse.
¡Hurra! No puedo evitar alegrarme por esos pobres animalitos, y burlarme de los que tuvieron semejante idea.
¿Alguna vez has tenido días tan malos como el que tuvieron los rusos cuando los perros comenzaron a perseguir sus tanques? ¿No te sientes frustrado cuando le cuentas lo que te está pasando a un amigo, y lo único que este te dice es: «Tranquilo, mañana será otro día», o «algún día recordarás esto y te reirás»?
Esperabas un poco de solidaridad y compasión, no un consejo, por muy acertado que fuera.
Una amiga me dijo una vez: «A veces es difícil recordar las cosas agradables en medio de tantas cosas desagradables». Pensar en un cielo es genial, pero nos guste o no, mientras vivamos en la tierra tendremos días malos. Por mucho que nos esforcemos, hay días que es preferible olvidar. Si no podemos cambiar una situación, aprendamos de ella y sigamos adelante. Algunas cosas que parecen extremadamente importantes hoy, nos causarán risa en el futuro. Es bueno que aprendas la diferencia entre los inconvenientes de la vida y los verdaderos desastres. Y cuando te ocurra un desastre, no olvides que Dios está esperándote, con la solución para tu problema.
En el versículo de hoy Jesús promete: «Dichosos ustedes los que ahora lloran, pues después reirán». Cualesquiera sean las dificultades que estés enfrentando en este momento, recuerda que un día reirás recordando esas cosas que hoy te quitan el sueño. Hay otras cosas por las que quizá jamás puedas reír, pero podrás decir: «Señor, tú sabías lo que era mejor para mí».

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
Estudie Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
__________________________________________________

(244)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Jóvenes, Pequeños

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*