HBOOK007-pequeños800

Porque el Señor corrige a quien él ama, como un padre corrige a su hijo favorito. Proverbios 3:12, DHH.

Ser reprendido o recibir un castigo no es divertido para nadie; pero, a veces, es necesario para que aprendamos alguna lección.

Cuando Esteban tomó un lápiz de la librería sin que nadie lo viera, sabía que no podría llevárselo a su casa sin pagarlo. Él lo escondió en el bolsillo de su chaqueta y se quedó junto a sus padres. Cuando llegaron a casa, no les contó nada; pero su papá vio que había un lápiz diferente entre las cosas de su hijo. El papá le hizo un montón de preguntas y descubrió que Esteban había robado aquel objeto.

Él recibió un castigo. Al comienzo, se puso triste porque había sido descubierto; pero después, vio a su papá llorando. Entonces, Esteban se puso triste por haber hecho llorar a su papá. Él decidió nunca más decepcionara su papá nuevamente.

Cuando hacemos alguna cosa mala, Dios también se decepciona de nosotros. Él nos corrige porque no quiere que volvamos a realizar cosas malas.

Hablemos con Dios

Querido Dios, perdóname por haberte decepcionado algunas veces.

Ayúdame a comprender que ser corregido me ayudará a ser mejor.

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

__________________________________________________

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

Vimeowww.vimeo.com/jespadillchannel

__________________________________________________

(244)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*