Jueves 20 de marzo – Devoción Matutina para Menores 2014 — El poder de las palabras

«Y todo lo que hagan o digan, háganlo en el nombre del Señor Jesús» (Colosenses 3: 17).

Hoy quiero que hagas un experimento, aunque no estoy muy segura de que a tus padres les guste la idea. Mejor te voy a explicar cómo es el experimento y tú te lo imaginas.
Paso 1. Imagina que le estás quitando la tapa a un tubo de pasta de dientes.
Paso 2. (Aún en tu imaginación) vierte toda la pasta de dientes en un plato, girando el tubo mientras lo haces para asegurarte de que no queda nada dentro. ¡Qué divertido!
Paso 3. Vuelve a meter la pasta de dientes en el tubo.
¿Qué pasa? ¿Hay algún problema? «Por supuesto que lo hay— dirás—. Una vez que la pasta de dientes sale del tubo, no hay manera de introducirla nuevamente en él». Mmm es extraño. ¿Seguro que lo has intentado lo suficiente?
¿Sabes? Las palabras son como la pasta de dientes. Así como es imposible devolver la pasta de dientes al tubo una vez que ha salido de allí, las palabras no pueden regresar a nuestra boca una vez que las hemos dicho. Algunas palabras dichas cuando estamos airados, salen de nuestra boca cargadas de crueldad y de odio como serpientes venenosas de una cesta. Estas reptan y serpentean en la mente de nuestra víctima incluso mucho tiempo después de que a nosotros se nos ha pasado la rabia. Incluso si pedimos perdón, a la persona ofendida no se le hará fácil deshacerse del dolor que le hemos causado.
Hay palabras que salen en forma de mentiras, atrapando a quien las dice en una peligrosa red. Otras veces salen en forma de vulgaridades que se usan solo como diversión. Estas palabras zumban como un enjambre de avispas, y pueden convertirse en hábitos muy perjudiciales, difíciles de derrotar.
Poder comunicarnos usando palabras es un regalo de Dios. Pero al dar un mal uso a ese don, el habla se convierte en algo destructivo. Regresemos a la pasta de dientes. Cuando estés frente al espejo y te des una buena cepillada de dientes, recuerda lo que aprendiste de las palabras, que son como tratar de devolver la pasta de dientes al tubo; y recuerda también el versículo de hoy.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo
________________________________________­__________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
Estudie Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
________________________________________­__________

(256)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*