HBOOK007-pequeños800

Entonces me llenaré de alegría a causa del Señor mi salvador. Le alabaré aunque no florezcan las higueras ni den fruto los viñedos y los olivares; aunque los campos no den su cosecha; aunque se acaben los rebaños de ovejas y no haya reses en los establos. Habacuc 3:17, 18.

Parecía que Ricardo tenía todos los motivos para estar triste: el negocio de su primo había quebrado, perdió el dinero que su abuelo le había dado y su mejor amigo se iba a mudar lejos. Aun así, estaba cantando en la huerta. Cuando su padre se le acercó, Ricardo le comentó lo que había aprendido en la iglesia: que el amor de Dios por nosotros dura para siempre y, por amor, Jesús murió para salvarnos. Gracias  a él, un día todos podremos vivir en el Cielo y disfrutar de su compañía.

Entonces, el padre le sonrió a su hijo. Ellos tenían muchas razones para alabar a Dios.

Hablemos con Dios

Querido Dios, aunque mil cosas intenten ponerme triste, yo te alabo,

porque tú me das mucho más que mí! razones para ser feliz. ¡Amén!

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

__________________________________________________

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

Vimeowww.vimeo.com/jespadillchannel

Devoción Matutina en audio:

Soundcloud: www.soundcloud.com/jespadill-channel

__________________________________________________

(448)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*