Jueves 25 de septiembre – Devoción Matutina para Menores 2014 – La fe de una madre

Todo lo que ustedes pidan en oración, crean que ya lo han conseguido, y lo recibirán» (Marcos 11: 24).

Terry tenía ocho años y vivía en Estados Unidos. Se inclinaba sobre un papel mientras descansaba en el portal de su casa. Aunque no podía leer aquellas palabras que habían hecho llorar a su madre, sabía que estaba en problemas. «Estimada Sra. Johnson. Hemos examinado a su hijo y llegado a la conclusión de que tiene deficiencias mentales y que sus probabilidades de mejorar son pocas», comenzaba diciendo la carta. Terry sufría dislexia, un problema de lectura que hace que el cerebro reconozca en forma equivocada las letras. A menudo a los disléxicos les parece que las letras bailan en la página como si fueran un dibujo animado. Terry tampoco podía hablar claramente. «Lo mejor que puede hacer es llevarlo a un asilo para niños retardados y que los expertos se encarguen de él».
Muchas madres habrían prestado atención a las recomendaciones de aquel consejero, pero la señora Johnson no. «¡De ninguna manera!», dijo.
En contra de las recomendaciones de amigos y vecinos, la señora Johnson matriculó a Terry en una escuela de iglesia y trabajó con él en casa hasta que pudo leer, escribir y resolver problemas de matemáticas a la par de sus compañeros.
Por mucho que se esforzara, los estudios no se le facilitaban a Terry.
Tenía que luchar para aprobar sus asignaturas. En algún momento durante los años en que asistió a la academia adventista, Terry creyó que Dios deseaba que fuera pastor. ¿Un chico con deficiencias de aprendizaje, con problemas de lectura y con dificultades en el habla?
El hecho de haber nacido en uno de los sectores más pobres de la ciudad habrían sido suficientes para desanimar a cualquiera, pero no a Terry ni a su mamá. Durante las incontables horas que pasaban estudiando, Terry y su mamá reclamaban la promesa de Marcos 11: 24. Su madre le recordaba que para Dios nada es imposible, y que lo que se considera imposible, únicamente requiere un poco más de esfuerzo y tiempo. Terry demostró que aquel consejero estaba equivocado. Se graduó de secundaria y la promesa de Dios se cumplió para el chico que no podía aprender a leer y que deseaba ser predicador.
(Continuará…)

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo
===============================================
DEVOCIÓN MATUTINA ADVENTISTA
VISITENOS EN:
www.DevocionMatutina.com
DALE “ME GUSTA” Y “COMPARTIR” EN FACEBOOK:
www.facebook.com/DevocionMatutina.1
GRUPO DEVOCIÓN MATUTINA EN FACEBOOK:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
EN YOUTUBE: www.youtube.com/jespadillchannel
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Mensaje Pro Salud: www.mensajeprosalud.com
===============================================

(317)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*