Jueves 26 de junio – Devoción Matutina para Mujeres 2014 – No más lágrimas

“Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron”. Apocalipsis 21:4.

Tengo de una familia humilde y soy la última de siete hermanos. Mis padres vivían en la sierra peruana del norte. Lamentablemente, por motivos de salud y por falta de recursos económicos, mis primeros cinco hermanos murieron antes de cumplir los dos años. Al verse solos, mis padres emigraron hacia la selva peruana. Allí conocieron a Cristo y le entregaron su vida mediante el bautismo. Desde entonces, comenzaron a vivir confiando que Dios preservaría la vida de los hijos que vinieran después. Y así fue. Mi hermana y yo nacimos en esta segunda etapa de la vida de mis padres.
Después de algún tiempo, mi padre falleció, mi hermana y yo nos casamos y mamá se quedó sola. Más allá de su soledad, ella tiene la gran esperanza de que cuando Cristo venga por segunda vez podamos estar todos juntos nuevamente. Yo alimento, con toda la fuerza de mi mente y corazón, la esperanza de conocer a mis cinco hermanitos y vivir con mi Salvador Jesús por la eternidad. Esa esperanza mantiene unida a mi familia hasta el día de hoy y nos ayuda a prepararnos, y a preparar a otros, para cuando Cristo vuelva.
Muchas veces me pregunté: “¿Por qué Dios permitió la muerte de mis cinco hermanos a tan temprana edad?”. Hoy entiendo que Dios tenía un propósito para mis padres: Fue a causa de esas muertes que mis padres salieron de la sierra y se trasladaron a la selva, donde conocieron a Cristo. Tal vez en la sierra nunca lo hubieran conocido.
Querida amiga, si estás triste por la pérdida de un ser querido, o estás pasando por el dolor de alguna enfermedad, o tienes muchas dificultades y estás luchando contra las adversidades de esta vida, trata de peguntarte “¿para qué?” en vez de “¿por qué?” Todo dolor lleva implícito un propósito, y el Señor puede ayudarte a descubrirlo y darte las fuerzas para lograrlo. Solo el Señor secará toda lágrima de nuestros ojos y acabará con el dolor, el llanto y la muerte. Que esta bendita esperanza mantenga viva nuestra fe cada día hasta que nos veamos en la Tierra Nueva.

Martha Janet Fernández Samamé, Perú

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014
DE MUJER A MUJER
Recopilado por: Pilar Calle de Henger
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(389)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*