HBOOK007-pequeños800

Porque Dios es justo, y no olvidará lo que ustedes han hecho y el amor que le han mostrado al ayudar a los hermanos en la fe, como aún lo están haciendo. Hebreos 6:10.

Durante una fría noche, mi madre comenzó a preguntar si alguien había visto el cubrecama de su habitación. Entonces, Silvia contó que una mujer había venido a la casa y pedía comida. Con ella venían tres criaturas.

Todos temblaban de frío. Silvia no sabía qué alimento darles, pero entró en la casa, tomó el cubrecamas y se lo dio de regalo a la mujer.

Mi madre bajó los ojos, movió la cabeza de un lado para el otro y… sonrió.

¡Uf! Imagínate el alivio que Silvia sintió.

Entonces, mi madre le explicó a mi hermana que la próxima vez la llame para prepararles también alimentos. Aquella noche, mis padres durmieron tapados con otras frazadas de la casa.

Hasta el día de hoy me quedo imaginando si aquella mujer y sus tres hijos no se durmieron con la sensación de haber encontrado un ángel. ¿Te gustaría colaborar con Dios, angelito?

 Hablemos con Dios

Bondadoso Dios, puedes contar conmigo para ser un angelito por aquí. ¡Amén!.

 MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

__________________________________________________

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

Vimeowww.vimeo.com/jespadillchannel

__________________________________________________

(271)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*