xnotas de elenaJueves 27 de diciembre:
LA VIDA EN LA TIERRA NUEVA
Todos los tesoros del universo se ofrecerán al estudio de los redimidos de Dios. Libres de las cadenas de la mortalidad, se lanzan en incansable vuelo hacia los lejanos mundos a los cua-les el espectáculo de las miserias humanas causaba estremeci-mientos de dolor, y que entonaban cantos de alegría al tener noticia de un alma redimida. Con indescriptible dicha los hijos de la tierra participan del gozo y de la sabiduría de los seres que no cayeron. Comparten los tesoros de conocimientos e inteligencia adquiridos durante siglos y siglos en la contemplación de las obras de Dios. Con visión clara consideran la magnificencia de la creación soles y estrellas y sistemas planetarios que en el orden a ellos asignado circuyen el trono de la Divinidad. El nombre del Creador se encuentra escrito en todas las cosas, desde las más pequeñas basta las más grandes, y en todas ellas se ostenta la ri-queza de su poder.

Y a medida que los años de la eternidad transcurran, traerán consigo revelaciones más ricas y aún más gloriosas respecto de Dios y de Cristo. Así como el conocimiento es progresivo, así tam-bién el amor, la reverencia y la dicha irán en aumento. Cuanto más sepan los hombres acerca de Dios, tanto más admirarán su carácter.
Allí conoceremos como somos conocidos. Allí hallarán aplica-ción más dulce y verdadera el amor y las simpatías que Dios ha implantado en el alma. La comunión pura con seres celestiales, la armoniosa vida social con los ángeles bienaventurados y los fieles de todas las épocas, el sagrado compañerismo que une “toda la fa-milia en los cielos, y en la tierra”, se cuentan entre los incidentes del más allá.

En la tierra renovada, los redimidos participarán en las ocupacio-nes y los placeres que daban felicidad a Adán y Eva en el principio. Se vivirá la existencia del Edén, en huertos y campos. “Y edifica-rán casas, y morarán en ellas; plantarán viñas, y comerán el fruto de ellas. No edificarán, y otro morará; no plantarán y otro comerá; porque según los días de los árboles serán los días de mi pueblo, y mis escogidos perpetuarán las obras de sus manos”.
Allí se desarrollará toda facultad y toda aptitud aumentará. Se llevarán adelante las mayores empresas, se lograrán las más eleva-das aspiraciones y se realizarán las mayores ambiciones. Y aún se levantarán nuevas alturas a las cuales llegar, nuevas maravillas que admirar, nuevas verdades que comprender, nuevos objetos que despertarán las facultades del cuerpo, la mente y el alma (El hogar cristiano, pp. 497, 498).

Pronto habrá un cielo nuevo y una tierra nueva donde more la justicia. El Señor me ha mostrado que nuestras fuerzas físicas, men-tales y morales, bajo la orientación del Espíritu, serán educadas para realizar la obra con toda pureza, sin que se introduzca ni una sola hebra de la ciencia satánica que eche a perder el diseño que Cristo nos ha dado. Los talentos y las facultades que han sido for-tificados en justicia serán empleados, fortalecidos y preparado s pa-ra realizar las obras designadas por el Cielo (Alza tus ojos, p. 95).

(451)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comment

  • Sir Anthony Chala's 4 years ago

    Saludos fraternales, apreciables hermanos en Cristo. Es maravillosa la oportunidad, que a través de este espacio digital; ponen a nuestro alcance, con unos cuantos toques al Mouse. Como siempre he creído: “la fiebre, nunca está en las sábanas; sino en los cuerpos enfermos”. Y me alegro superlativamente, por la forma en que se está aprovechando las Redes Sociales; para proclamar las verdades de Dios, para este tiempo de “Gracia”, y de solemnes oportunidades, para alcanzar la salvación en Jesucristo. ¡Feliz año, 2013, para todos los que propician esta formidable herramienta comunicativa.