MenoresLugar: Australia

Palabra de Dios: Juan 14:2,3

Si estás en Australia y ves un ave con plumas brillantes negro azuladas que pasa volando a tu lado, con una ramita en su pico, probablemente hayas avistado un ave del paraíso trabajando. Cada año, este pájaro trata de crear el hogar perfecto usando los mejores materiales de construcción que pueda encontrar. Con cuidado, entrelaza palitos y ramitas para formar dos paredes paralelas de unos treinta centímetros de alto por unos cinco centímetros de espesor.

Una vez que termina la parte exterior, el macho decora el interior del nido. Usando un pedazo de corteza como pincel, pinta las paredes con una mezcla de carbón y saliva. Luego, busca objetos coloridos, como flores, plumas y papel aluminio, para poner dentro del nido. El ave del paraíso macho se esmera por crear un hogar hermoso. Y, cuando está completo, el pájaro no se sienta adentro a disfrutar de su hogar en soledad: el macho invita a la hembra a unirse a el. Esa es la razón por la cual esta criatura trabajo tanto para construir su hogar, en primer lugar.

¿Puedes imaginarte lo que será tener un hogar perfecto construido para ti? Eso es lo que Jesús promete en Juan 14. Él dice: “En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo este”.

Jesús está preparando un lugar para ti y para mí, no con ramitas y palitos, sino con los mejores materiales de construcción que puede encontrar. ¿Por qué está haciendo esto? Porque nos ama, y quiere vivir para siempre con nosotros.

LECTURAS DEVOCIONALES PARA MENORES

EN ALGÚN LUGAR DEL MUNDO

Por: Helen Lee Robinson

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(233)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*