HBOOK007-pequeños800

Y cualquiera que le da siquiera un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños por ser seguidor mío, les aseguro que tendrá su premio. Mateo 10:42.

Es muy común preocupamos primero, y muchas veces, solamente por nosotros mismos. ¿A quién le importa el niño que golpea la puerta de nuestra casa para pedir alguna cosa? ¿Quién le presta atención al hombre que anda despeinado y oliendo mal por la calle? ¿Quién se interesa por otros? Aquellos que no hacen eso, deberían hacerlo, porque es exactamente lo que Dios espera de sus hijos.

Sin embargo, debes tener cuidado para no colocarte en situación de peligro cuando te relaciones con extraños.

Hay muchas maneras de ayudar a los otros sin correr ningún riesgo. Piensa en cómo hacerlo y después conversa con un adulto de tu confianza, a fin de pedirle que él te ayude. Y prepárate para ponerte contento, porque hacer el bien a los otros te brinda mucha felicidad. No existe una recompensa más grande que esa.

Hablemos con Dios

Querido Dios, ayúdame a recordar que, siempre que estoy haciendo algo para otra persona, estoy haciéndolo también para ti. ¡Amén!

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

__________________________________________________

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

Devoción Matutina en audio:

Soundcloud: www.soundcloud.com/jespadill-channel

__________________________________________________

(261)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*