Jueves 29 de enero 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | El gusano

No temas, gusano de Jacob, oh vosotros los pocos de Israel; yo soy tu socorro, dice Jehová; el Santo de Israel es tu Redentor. Isaías 41:14.

¿Te has sentido sin esperanza? ¿Quizá como un gusano que no 1 I merece nada? Jesús sabe cómo te sientes. Él también gritó: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Mat. 27:46). “Llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores” (Isa. 53:4). Jesús padece con nosotros. ¡Podemos estar seguros de que no pretende condenar a nadie! Siempre piensa en nuestro bien. “Porque no envío Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por el” (Juan 3:17).
“Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo; he aquí que yo cimentaré tus piedras sobre carbunclo, y sobre zafiros te fundaré” (Isa. 54:11). “Consolaos, consolaos, pueblo mío, dice vuestro Dios. Hablad al corazón de Jerusalén; decidle a voces que su tiempo es ya cumplido, que su pecado es perdonado; que doble ha recibido de la mano de Jehová por todos sus pecados” (Isa. 40:1, 2).
No esperemos hasta reformarnos para acudir a Dios. Él sabe que sin él nada podemos hacer. Por eso debemos acercarnos al Calvario tal como somos. Él nos busca aun cuando sentimos que no podemos acercarnos, cuando estamos muy lejos. No importa cuán bajo hemos caído. Él descendió hasta allí por nosotros (ver 1 Juan 4:10).
Hay señales del amor de Dios en la naturaleza, y por ellas él nos atrae. A veces, podemos ser duros de corazón como para apreciarlo, pero llevémosle nuestro corazón para que lo santifique. “Les daré corazón para que me conozcan que yo soy Jehová; y me serán por pueblo, y yo les seré a ellos por Dios; porque se volverán a mí de todo su corazón” (Jer. 24:7).
Confiemos en Jehová (Sal. 37:1-6). Él conoce nuestra necesidad y siempre está ahí, alentando y ayudando. Hay esperanza para ti. Él te dice: “Con amor eterno te he amado; por eso con bondadoso amor te he atraído” (Jer. 31:3, traducción personal). “Aguarda a Jehová; esfuérzate, y aliéntese tu corazón; sí, espera a Jehová” (Sal. 21:14).— Elena Ojeda.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
www.DevocionMatutina.com

(411)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*