“Por eso, así dice el Señor, el Eterno: Yo fundo en Sion una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento seguro; el que confíe en ella, nunca desmayará” (Isa. 28:16).

Si está lloviendo y tienen que ir a un lugar sin paraguas, ¿qué haces, para no mojarte tanto? ¿Caminas o corres? Se dice que cuanto más rápido vayas, más gotas te caerán encima. En cambio, otra teoría asegura que cuanto más despacio vayas, tantas más gotas encontrarás, porque demorarás más tiempo en llegar a tu destino.
De manera que la pregunta para hoy es: ¿Es mejor correr o caminar, en la vida? Estamos construyendo un fundamento para nuestra vida cristiana. La Piedra preciosa que debemos utilizar es Jesús. No podemos correr. Para edificar un “cimiento seguro”, hay que pasar tiempo con la Piedra angular. No pensarías en apresurarte, cuando estás con tus amigos. Les dedicas tiempo, y disfrutas de cada minuto pasado con ellos. Así es como debiera ser tu relación con Jesús.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
¡BUSQUEMOS JUNTOS!
Por: Santiago y Priscila Tucker
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(204)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*