Jueves 3 de julio – Devoción Matutina para Mujeres 2014 – Nuestra carrera

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús”. Hebreos 12:1, 2.

Su rostro bordeado de bucles se iluminaba con los destellos de su sonrisa cordial, que se dibujaba hasta en sus simpáticos hoyuelos. Valeria contagiaba alegría. Su carácter afable hacía que siempre estuviera rodeada de amigas. Era una alumna aplicada y desarrollaba con dedicación sus facultades intelectuales. Su pasión, sin embargo, era la natación. Desde los siete años participaba en torneos nacionales y competencias internacionales. Viajó a países limítrofes y en 1998 a México.
Compitió en Inglaterra, Alemania, España y Portugal. En las Olimpíadas de Grecia, en 2004, llegó a la final logrando el récord argentino y panamericano. Era destacable su esfuerzo y esmero en los entrenamientos; su constancia y perseverancia para lograr las metas… porque Valeria nunca pudo caminar. Un tumor en su columna hizo que se trasladara por la vida en silla de ruedas. Múltiples operaciones le acarrearon dolores y frustraciones, pero no le quitaron el optimismo ni las metas.
Valeria completó hace una decena de años el colegio secundario, donde fue mi alumna y aprendí a valorar su ejemplo de vida. Hoy, en el tránsito congestionado de la gran Buenos Aires, conduce sola su auto adaptado para discapacitados para llegar a su trabajo en los Tribunales de la Nación. Ha terminado su carrera de Abogacía y está haciendo planes de casarse con Ángel y radicarse en la Patagonia.
Amiga, el texto bíblico de hoy habla de una competencia. En ella, todos pueden ganar. Nunca pierdas de vista a tu Salvador. Mantén una relación continua con él. Como la carrera cristiana dura toda la vida, exige perseverancia ante los sucesivos chascos y dificultades, y paciencia para esperar el galardón. Se presentarán atracciones para desviar tu atención del Salvador, pero avanza hacia la meta demostrando ante el mundo y los ángeles que la esperanza de ver el rostro de Cristo es digna de todo esfuerzo. Una hermosa corona de oro y la vida eterna te esperan.

Rosa A. Otto de Quispe, Argentina

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014
DE MUJER A MUJER
Recopilado por: Pilar Calle de Henger
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(368)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*