Jueves 30 de enero – Devoción Matutina para Menores 2014 — El organismo de la muerte

«¿Quién es el hombre que desea vida y quiere muchos días para ver el bien?» (Salmo 34: 12, BLA).

Estás fuera de los vestidores de las chicas esperando al entrenador, cuando de repente escuchas la siguiente conversación entre Silvia y Rebeca, dos de tus amigas. Reconoces inmediatamente sus voces.
— ¿Me estás diciendo que Katy obtuvo la mayor calificación en el examen final de historia? —pregunta Silvia un poco indignada.
— Así es — responde Rebeca— . No solo obtuvo la mayor calificación en el examen, sino también en el proyecto.
— Mmmm, no es difícil saber cómo lo logró — sugiere Silvia— . Después de todo, ella ayuda a corregir los proyectos para la clase de historia.
— ¿Crees que hizo trampa? No me parece que ella sea así.
— ¡Por favor! Se pasa tres horas sola en la oficina del señor Herrera todos los días corrigiendo trabajos. ¿No crees que ha podido ver las respuestas de los exámenes?
Tú sabes que las acusaciones de Rebeca no son ciertas por el simple hecho de que tú eres Katy. ¿Cómo te sientes? ¿Como si te hubiera atacado un oso gigante? ¿Como si se hubiera hecho realidad tu peor pesadilla? ¿Qué bestia salvaje podría causar mayor dolor? ¿Un lobo? ¿Un león? ¿Un cocodrilo? ¿Una anaconda?
Ninguno de ellos, sino un pequeñísimo organismo que se encuentra en los mosquitos. Este organismo pasa parte de su ciclo vital en el mosquito y otra parte en un ser humano u otro mamífero, y es responsable de la enfermedad más mortal que existe sobre la faz de la tierra: la malaria. Dado que este mosquito vive en el setenta por ciento de la superficie sólida de la tierra, ha causado, sin lugar a dudas, más sufrimiento y muerte que todas las guerras juntas.
¡Una cosa tan, pero tan pequeña, ha causado tantos problemas!
De igual manera, cuando no es controlada, nuestra lengua causa muchos problemas. La lengua ponzoñosa de Rebeca hizo daño a Katy. A menos que Rebeca aprenda a controlar su lengua mejor de lo que la Organización Mundial de la Salud controla los mosquitos que transmiten la malaria, ella tendrá una vida desdichada, así como los que estén a su alrededor.
¿Hay alguien en tu círculo de amigos que no pueda controlar su lengua?
¿Eres tú esa persona?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
__________________________________________________

(324)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*