Jueves 4 de septiembre – Devoción Matutina para Mujeres 2014 – Un sueño cumplido

“Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis”. Mateo 21:22.

El año 1969 tuvo un significado especial para nosotros. Mi padre era un conocido agricultor, único adventista de su familia e incansable luchador por el bienestar espiritual y material de sus hijos. Mamá aún no había aceptado a Jesús. Uno de los anhelos más grandes de mi padre era que todos sus hijos completaran sus estudios superiores en una institución cristiana, pero los medios económicos no nos permitían ese privilegio. Sin embargo, la fe de mi papá y su confianza en Dios siempre prevalecieron. Jamás dejó de poner sus planes en las manos del Señor.
Ese año, papá sembró 36 hectáreas de garbanzo y en la cosecha obtuvo el 100% del rendimiento. Todos estábamos contentos y agradecidos. Esa cosecha mejoraría nuestra alicaída economía. Comenzamos a hacer planes para el futuro, pero como el enemigo no duerme, nos puso muchos obstáculos en el camino: la deshonestidad de los socios agricultores, la incomprensión de los acreedores bancarios, etcétera.
Un sábado, cuando salíamos de la iglesia, papá recibió la noticia de que su socio se había llevado toda la cosecha, sin dejar ni siquiera un kilo de garbanzos! Entonces comenzó el calvario. Mi padre se puso triste hasta las lágrimas, pero Dios tenía un plan para nosotros, él conocía el sueño de mi padre. Casi de inmediato mis dos hermanas mayores recibieron una invitación para trabajar como profesoras en una escuela adventista. Ese mismo año yo partí para el Colegio Adventista Unión, en Lima, y pude trabajar como alumna becaria. Mi padre seguía poniendo todo en manos de Dios, cuando de repente llegó la esperada respuesta.
Después de muchos trámites administrativos y judiciales, mi padre recuperó legalmente las tierras con título de propiedad a su nombre. Entonces comenzó un gran cambio. Llegó un momento cuando los cinco hijos y una cuñada estábamos estudiando en lo que hoy es la Universidad Peruana Unión.
Amiga, cuando la educación cristiana sea un sueño para ti y tus hijos y no cuentes con los medios para lograrla, reclama la promesa de Mateo 21:22. El Señor te responderá, pues esa educación no es solo para esta vida sino para la eternidad.

Hilda Sánchez de Durand, Perú

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014
DE MUJER A MUJER
Recopilado por: Pilar Calle de Henger
===============================================
DEVOCIÓN MATUTINA ADVENTISTA
VISITENOS EN:
www.DevocionMatutina.com
DALE “ME GUSTA” Y “COMPARTIR” EN FACEBOOK:
www.facebook.com/DevocionMatutina.1
GRUPO DEVOCIÓN MATUTINA EN FACEBOOK:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
EN YOUTUBE: www.youtube.com/jespadillchannel
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Mensaje Pro Salud: www.mensajeprosalud.com
===============================================

(379)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*