Jueves 9 de marzo 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes 2017 | Los compromisos antes y ahora


“Rut le contestó: ‘¡No me pidas que te deje y que me separe de ti! Iré a donde tú vayas, y viviré donde tú vivas. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios será mi Dios'” (Rut 1:16).

Aunque estaba al otro lado de la abarrotada sala, sabía exactamente lo que el picaro de mi novio estaba haciendo: pidiéndoles permiso a mis padres para casarse conmigo. Lo supe en cuanto vi a mi madre dar un saltito y aplaudir suavemente. Estábamos en la fiesta sorpresa de sus bodas de plata y Greg había insistido en que viajáramos hasta allí para la celebración. No supe por qué mis padres le importaban tanto hasta que fui testigo de la escena. Le dio la mano a mi padre como si acabaran de cerrar un trato (¿eso hicieron?) y mi padre, con orgullo, le dio unas palmaditas en la espalda. Rápidamente, me giré e hice como si no hubiese visto nada, pero en mi corazón supe que Greg pronto me pediría que me casara con él.
En los tiempos de Rut, durante el periodo de los jueces, el proceso del compromiso matrimonial era mucho más complicado que pedir permiso al padre de familia. En ciertas circunstancias, si un esposo fallecía, el pariente varón más cercano se hacía cargo de la propiedad del fallecido y se casaba con la viuda. Cuando Rut conoció a Booz y quisieron casarse, tuvieron la suerte de que Booz era un pariente redentor de ella. Pero había otro hombre cuyo parentesco con Noemí era aún más cercano, de manera que tuvo que darle una oportunidad a ese hombre en primer lugar. Cuando el hombre rechazó la propiedad, también rechazó a Rut, y Booz recibió con alegría a ambas. Se casaron y Rut dio a luz a su hijo Obed. El rey David fue nieto de Obed.
Cuando Rut y su suegra Noemí enviudaron y quedaron virtualmente indefensas, Rut no tenía manera de saber que le esperaba una vida de felicidad junto a Booz. Se quedó con Noemí, no con la esperanza de recibir algo a cambio, sino porque era lo que debía hacer. No quería abandonar a su suegra, que ya era una mujer mayor. Y Dios la bendijo en abundancia por su fidelidad a Noemí. En tu corazón, decide siempre hacer lo correcto simplemente porque es lo correcto, y no te sorprendas si Dios te bendice en abundancia por ello. MH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(94)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*