Lección 1 | Sábado 24 de junio 2017 | Para memorizar | Escuela Sabática
Sábado 24 de junio
LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Hechos 6:9-15; 9:1-9; 1 Samuel 16:7; Mateo 7:1; Hechos 11:19-21; 15:1-5.
PARA MEMORIZAR:
“Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!” (Hech. 11:18).
NO ES DIFÍCIL ENTENDER A SAULO DE TARSO, y por qué hizo lo que hizo. Siendo un judío devoto, a quien durante toda su vida le enseñaron la importancia de la Ley y de la inminente redención política de Israel, la idea de que el tan anhelado Mesías fuera ejecutado ignominiosamente como el peor de los criminales fue demasiado para que Saulo la tolerara.
No es de sorprender, entonces, que estuviera convencido de que los seguidores de Jesús eran desleales a la Torá y, por lo tanto, entorpecían el plan de Dios para Israel. Pablo creía que las aseveraciones de que el Jesús crucificado era el Mesías y de que había resucitado de entre los muertos eran apostasía abierta. No podía haber tolerancia para esa clase de tonterías ni para nadie que se rehusara a abandonar esas ideas. Saulo estaba decidido a ser el agente de Dios para erradicar de Israel estas creencias. Así, aparece primeramente en las páginas de la Escritura como un perseguidor violento de aquellos que creían que Jesús era el Mesías.
Sin embargo, Dios tenía planes muy diferentes para Saulo, planes que nunca habría podido prever por sí mismo: este judío no solamente predicaría que Jesús era el Mesías, ¡predicaría entre los gentiles!
Escuela Sabática | Lección 1 | Para el 1 de julio de 2017 | Pablo: Apóstol a los Gentiles | El Evangelio en Gálatas | Tercer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día

(618)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*