Jesús desea que mantengamos la unidad en nuestra familia de la iglesia. “Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables” (1 Pedro 3:8). -¿Cómo está Cloé? -preguntó Pablo a sus visitantes después que se sentaron con vasos de refresco en la mano. -Está muy bien -replicó el visitante de más edad- Y su negocio está flore­ciente. Y esa es la razón por la que nos encontramos aquí, ya que ella estaba demasiado ocupada para venir en este viaje de compras. -¿Cómo está la iglesia? -quiso saber Pablo-. Recibí una carta de los dirigentes en la que pedían consejo acerca de varias cosas. Los visitantes se miraron unos a otros. Lunes Lee 1 Corintios 1:4 al 7. Nota que Pablo dedicó tiempo para salu­dar a sus amigos en la iglesia de Corinto. Reflexiona ¿Por qué Pablo dedicó tiempo para hacer cumplidos a los corintios? Cuando alguien está por criticar algo que hiciste, ¿te gustaría que primero se refiriera a lo que has hecho bien? Ora Pide a Dios que te ayude a aprender a estimular a los demás.

(409)

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*