Jueves 6 de marzo
LA GRAN COMISIÓN
Lee Romanos 15:12; Hechos 1:7 y 8; Juan 11:52 y 53; y Mateo 28:19 y 20. ¿Qué mensaje esencial hay aquí, y de qué modo se ajusta bien a los mensajes de los tres ángeles de Apocalipsis 14?
La obra final de Dios es incompleta hasta que el evangelio eterno expresado en el mensaje de los tres ángeles, que aparece en Apocalipsis 14, haya cruzado todos los límites raciales, idiomáticos, nacionales y geográficos. Sin divulgar el momento preciso, la Escritura afirma inequívocamente que este evangelio alcanzará a todo el mundo. El triunfo de Dios y su proclamación son seguros.
Se profetiza que las naciones aceptarán ese mensaje. Esto debe suceder, pero ¿quiénes se ofrecerán como canales de la gracia de Dios? ¿Quiénes se unirán con Cristo para sobreponerse a las barreras étnicas, geográficas e idiomáticas que estorban el progreso del evangelio? ¿Quiénes vaciarán sus billeteras y cuentas bancarias? ¿Quiénes sacrificarán sus comodidades terrenales y asociaciones con los familiares para hacer progresar la causa del Cielo? Estas son las preguntas que todos debemos plantearnos. ¿Qué estamos haciendo para alcanzar a aquellos que, quienesquiera que sean o dondequiera que estén, los prejuicios culturales y las barreras sociales satánicamente diseñados los apartan de una proclamación vigorosa del evangelio? Hay otros creyentes como ellos, esparcidos por todo el globo, que voluntariamente entregan su vida para que el evangelio pueda ser predicado.
“Nuestro éxito misionero ha sido proporcional a nuestro esfuerzo de desprendimiento y altruismo. Únicamente el Señor puede valorar el trabajo realizado, a medida que el mensaje del evangelio sea proclamado en forma clara y precisa. Nuevos territorios se alcanzaron y se realizó un trabajo agresivo. Se sembró la semilla de la verdad y la luz iluminó muchas mentes, y produjo una mayor revelación de Dios y un entendimiento más exacto del carácter que se debe desarrollar. Miles han sido traídos al conocimiento según está revelado en Jesús. Han sido inspirados por la fe que obra por el amor y purifica el alma” (TI 6:36).

http://escuelasabatica.es/   Escuela Sabática 2014

(543)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*