Lección 10 | Miércoles 30 de agosto 2017 | ¡Precaución! Pendiente resbaladiza | Escuela Sabática | Lección Joven

MIÉRCOLES 30 AGOSTO
¡PRECAUCIÓN! PENDIENTE RESBALADIZA
Cómo hacer | Gál. 4:17; Efe. 2:8, 9
Es bastante incómodo recibir buenas calificaciones o premios honorables si no los hemos ganado. No parece correcto recibir algo que no merecemos. ¿No es esto tener dignidad e integridad? Nos esforzamos tanto en nuestro trabajo, que un poco de “reconocimiento” no nos hará mal. Citar más versículos que el pastor y asistir a más clases de Escuela Sabática que el anciano merece un poco de crédito. Lo cierto es que querer presumir de algo está adentro de nosotros; modestamente, por supuesto, solo lo necesario para que alguien lo note y nos dé una palmadita en la espalda. ¿Acaso no se siente bien?
Como cristianos sinceros, deseamos tanto agradar a Dios que con nuestro razonamiento podemos terminar cayendo en una perversión, así como los gálatas. No obstante, la salvación es gratuita, y lo único que Dios quiere que hagamos es que nos acerquemos a él y compartamos sus buenas nuevas con otros. Pero esta idea es demasiado sencilla para muchos de nosotros. Corremos el riesgo de modificar esta doctrina simple, pero profunda, del evangelio. ¿Cómo podemos evitar la sutileza de esforzarnos por obtener un “pase libre”? ¿Cómo podemos mantener a raya nuestro celo, para que no nos esclavice a la ley?
Vela y ora. Primero, debemos permanecer en oración, especialmente al estudiar la Palabra de Dios. Esto es de vital importancia, ya que las interpretaciones falsas hoy son más prevalentes que nunca antes. Deberíamos buscar sabiduría, conocimiento y entendimiento constantemente.
Dedica tiempo a meditar. Luego, por si tuviéramos ganas de presumir, necesitamos meditar en versículos como Efesios 2:8 y 9, que nos recuerdan que no somos salvos por nuestras acciones, sino solo por la gracia de Dios. Nuevamente, esto puede ser difícil de digerir, porque está en nosotros creer que se debe evaluar el trabajo y el mérito de acuerdo con la intensidad y la habilidad.
Elige sabiamente tus relaciones. Finalmente, aunque cultivar relaciones estrechas con el pueblo de Dios es importante, igualmente debemos ser cuidadosos con las personas a quienes escuchamos o con quienes nos reunimos. Esto es así porque muchos, inadvertidamente, comparten su celo por enseñar cosas que no tienen nada que ver con salvar almas y vivir por Cristo. Por lo tanto, es imperativo que examinemos todo a conciencia, como lo hacían los bereanos, incluso si la doctrina proviene de nuestra propia iglesia. Ojalá pasemos más tiempo creciendo en gracia juntos, y no dividiendo el rebaño.
Para pensar y debatir
¿Alguna vez estuviste tentado a aceptar una enseñanza que luego descubriste que no estaba basada en la Biblia?
¿Cómo responderías a un amigo que te acusa de guardar la ley, o de ser legalista, porque guardas el sábado?
Zelinda Sealy-Scavella, Oshawa, Ontario, Canadá

(62)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*