Miércoles 4 de marzo
EL AMIGO COMO ENEMIGO
Si nos chasquean más nuestros amigos que nuestros enemigos, es porque esperamos lo bueno de nuestros amigos y lo malo de nuestros enemigos. Pero no siempre resulta así, ¿verdad? Por eso, Proverbios nos advierte que a veces el amigo se comporta como un enemigo, y un enemigo como un amigo.
Lee Proverbios 27:5, 6. ¿Cuándo una reprensión puede ser una señal de amor?
El amor no tiene que ver solo con besos y palabras dulces. El amor, a veces, nos obligará a reprender a nuestro amigo o a nuestro hijo, y puede correr el riesgo de aparecer como desagradable y crítico. Si hablamos, hasta podemos perder amigos. No obstante, si no advertimos a nuestros amigos acerca de lo que están haciendo, especialmente si les puede producir daños, entonces ¿qué clase de amigos somos?
Una reprensión abierta es una señal de que nuestro amor no se basa en una ilusión o una pretensión, sino que está basada en la verdad y en la confianza.
Lee Proverbios 27:17. ¿Cuál puede ser el efecto de una confrontación entre amigos?
La imagen de un hierro aguzando a otro hierro sugiere un beneficio recíproco. La amistad probada por una verdadera confrontación mejorará no solo la calidad de la amistad sino también estimulará y fortalecerá ambas personalidades. Las respectivas armas ganarán en eficiencia. Terminaremos más equipados para nuestras luchas futuras. La gente que se refugia solo en sí misma y en sus ideas, y nunca se confronta con pensamientos diferentes, no crecerá en conocimiento ni en carácter.
¿Has sido reprendido alguna vez por algo que podría haberte realmente dañado? ¿Y si no hubieras sido advertido acerca de ello? Recordando esto, si necesitas hacer lo mismo a otra persona, ¿cómo puedes hacerlo de una manera redentora, en vez de parecer crítico y enjuiciador?
http://escuelasabatica.es/

(607)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*